La madre de la niña Sara y su pareja, culpables del asesinato de la menor

El magistrado presidente del jurado, tras escuchar hoy el veredicto, decidirá en su sentencia si les impone a ambos la condena de la prisión permanente revisable

M. J. PASCUALValladolid

Culpables. Los dos. Porque, aunque Daviñia Muñoz, la madre de la niña Sara, no la mató con sus propias manos, con su comportamiento puso a su pequeña hija de cuatro años en una situación de máximo riesgo al confiársela a Roberto Hernández, a quien acababa de conocer por las redes sociales poco más de un mes antes de la tragedia. Así lo ha entendido el jurado, que ha emitido esta mañana en la Audiencia de Valladolid su veredicto de culpabilidad para ambos encausados, y a ambos considera que son autores, uno por acción y la otra por omisión, del asesinato de la menor, que falleció el 3 de agosto de 2017 en el hospital Clínico de Valladolid como consecuencia de lesiones, maltrato continuado, violación y, finalmente, los golpes mortales de necesidad que recibió en su cabeza.

Sin embargo, el jurado no considera a Davinia culpable ni de malos tratos, ni de agresión sexual, ni de abandono de menores con lo cual se diluye la condena de prisión permanente revisable para ella. A Roberto, además de considerarle culpable de asesinato con ensañamiento y alevosía, le añade la agravante del delito de odio.

El jurado no se muestra favorable ni a la concesión del indulto ni a beneficios de condena condicional.

Para llegar a este veredicto de culpabilidad, cuatro mujeres y cinco hombres del jurado, encerrados a deliberar desde el pasado miércoles, han respondido a un extenso cuestionario de 138 preguntas (el objeto del veredicto) elaborado por el presidente del jurado, Feliciano Trebolle, quien ahora tendrá que dictar sentencia y decidir si condena a ambos a la máxima pena que solicita la fiscal y todas las acusaciones (menos una): la prisión permanente revisable.