Luxemburgo frustra el intento de Puigdemont de ser eurodiputado

Puigdemont se arriesga a ser detenido en Francia si acude hoy a Estrasburgo. :: efe/
Puigdemont se arriesga a ser detenido en Francia si acude hoy a Estrasburgo. :: efe

El Tribunal Europeo de Justicia da la razón a Antonio Tajani y estima que el expresidente y Comín no han sido declarados electos

CRISTIAN REINO

barcelona. Carles Puigdemont y Toni Comín no podrán ocupar hoy sus escaños en el Parlamento Europeo. Aunque el expresidente de la Generalitat catalana aseguró por activa y por pasiva que estaría hoy en la sesión constitutiva de la Eurocámara, en Estrasburgo, el Tribunal Europeo de Justicia, con sede en Luxemburgo, allí donde el independentismo había depositado todas sus esperanzas de derrotar al Estado español, rechazó ayer que los dos dirigentes de JxCat puedan tomar hoy posesión como europarlamentarios. Puigdemont y Comín hicieron ayer un último intento con un recurso ante la justicia europea, pero de momento, Luxemburgo les cierra las puertas de Europa.

Y eso que se las prometían muy felices los independentistas cuando a primera hora del día el Tribunal Europeo de Justicia admitía a trámite el recurso presentado contra la decisión del Parlamento Europeo, presidido por el italiano Antonio Tajani, que les impedía ejercer como eurodiputados. Los dirigentes nacionalistas reclamaron medidas cautelares urgentes al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, toda vez que la Cámara se constituye hoy y su segunda sesión es a mediados de julio. En una decisión de urgencia, Luxemburgo consideró que la «demanda de medidas provisionales no puede prosperar, de modo que queda desestimada». El Tribunal Europeo dictará una sentencia definitiva sobre el fondo de este asunto «en una fecha posterior», aclaró el órgano judicial de la UE. «Un auto de medidas provisionales no prejuzga el resultado de la acción principal», señaló.

A esta segunda instancia se aferran los secesionistas, acostumbrados a cambios de guión imprevistos de última hora. «Las medidas cautelares eran la forma más rápida de restaurar a los eurodiputados electos en sus derechos y ahora nos centraremos en el grueso del caso que, en definitiva, plantea cuestiones de fondo sobre el sentido democrático de la UE», afirmó el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye. «Respetamos la resolución, pero no compartimos, por lo que la recurriremos», dijo el letrado. El expresidente afirmó que continúa con la batalla y que está preparado para la vista que se celebrará próximamente. Se trata del segundo varapalo contra el movimiento independentista por parte de un tribunal europeo. El anterior fue en el mes de mayo y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó la demanda presentada por el expresident y otros 74 diputados, contra la anulación del pleno de octubre de 2017 en el que se iba a declarar la independencia.

El paradero de Puigdemont durante la jornada de hoy es toda una incógnita. Puigdemont afirmó el sábado pasado que sopesaba estar hoy en Estrasburgo. Pero correría el riesgo de ser detenido y extraditado. Sería una enorme decepción para los miles de catalanes que viajan hoy a la ciudad francesa para cargar contra la exclusión de los dirigentes nacionalistas del Europarlamento y para reclamar la independencia de Cataluña. Las plataformas secesionistas han organizado una manifestación a las puertas de la Cámara Europea, para la que han fletado 80 autobuses y dos vuelos chárter. Quim Torra había mostrado su intención de asistir a la constitución de la Eurocámara, pero ayer anunció que no se desplazará a Estrasburgo (también apuntaba a liderar la manifestación) como consecuencia de la situación por los incendios.

Tajani no cede

El viernes pasado, Tajani remitió una carta a los dos dirigentes secesionistas, huidos en Waterloo, comunicándoles que no podía tratarlos como futuros eurodiputados porque sus nombres no están en la lista de parlamentarios europeos trasladada por las autoridades españolas al Parlamento de Estrasburgo. La Junta Electoral Central ratificó el pasado 21 de junio que Puigdemont, Comín y Junqueras no pueden ser considerados eurodiputados pues no acataron debidamente la Constitución. Según Luxemburgo, es «indiscutible» que los nombres de los demandantes no estaban incluidos en la lista remitida por las autoridades españolas. Y por tanto, «no habían sido declarados oficialmente electos». Y en consecuencia, no puede prosperar su alegación. El Tribunal Europeo señala que la cuestión de si debería haberse permitido a los demandantes prometer acatamiento a la Constitución sin personarse en el Congreso «ha de ser resuelta por las autoridades nacionales».