El PP logra un pacto con Ciudadanos para situar a Martínez-Almeida al frente de Madrid

Vox reclama su presencia en gobiernos como el de Zaragoza o Badajoz antes de apoyar allí un acuerdo de la derecha

NURIA VEGAMADRID.

El pulso se libró ayer, de nuevo, en el Ayuntamiento de Madrid. A 24 horas de que este sábado se constituyan los consistorios de todo el país, PP y Ciudadanos apuraron los plazos y dilataron las conversaciones sobre el bastón de mando de la ciudad. Los contactos para gobernar el consistorio de la capital pusieron a prueba la fortaleza negociadora de ambos partidos hasta última hora de la jornada. Pasadas las diez de la noche, se resolvió la incógnita: el candidato popular, José Luis Martínez-Almeida, tomará el relevo de Manuela Carmena si todo sale según lo previsto.

El PP cubrió su primer objetivo. Un acuerdo con Ciudadanos para hacerse con «la joya de la corona», como la habían bautizado, durante toda la legislatura. Martínez-Almeida se desplazó a última hora de la tarde a la sede del PP en la calle Génova para informar a la dirección. El equipo de Pablo Casado ya había trasladado que su nombre no era negociable, que estaba llamado a sustituir a Carmena en el consistorio. Esta semana incluso descartó la fórmula alternativa propuesta por Ciudadanos para alternarse en la alcaldía: dos años, el aspirante popular; dos años, Begoña Villacís. En la cúpula conservadora lo rechazaron.

En la votación de hoy, en todo caso, jugará un papel decisivo Vox, que ayer se mostró optimista sobre la posibilidad de descabalgar a la izquierda en el Ayuntamiento. «Estamos en conversaciones con Vox (...) -confirmó anoche Martínez-Almeida-, lo que ningún votante de centro derecha entendería es que se pueda frustrar este cambio».

Los liberales se quedan así sin poder liderar la plaza madrileña. Intentaron trasladar su modelo de alternacia a los dos años, pactado con el PSOE en los ayuntamientos de Albacete y Ciudad Real, a otras ciudades andaluzas y extremeñas, que dependen de acuerdos con el PP. En el caso de Badajoz, la oferta prosperó. Allí, Ciudadanos sí tomará el relevo del alcalde popular, Francisco Fragoso, en 2021.

La partida de los pactos se jugó ayer sobre todo en el campo de la derecha. Durante toda la jornada se sucedieron los acuerdos entre PP y Ciudadanos en capitales de provincia de Andalucía, Castilla y León y Aragón. Se anunciaron también consensos en Santander, Oviedo y Alicante. Pero la complejidad de las relaciones entre ambos partidos y Vox complicó las negociaciones y dio lugar a algunos episodios de fricción.

La llave de las alcaldías

Antes de las dos de la tarde, llegó el primer anuncio. Fuentes del partido de Albert Rivera desvelaron un acuerdo con los populares que les permitiría gobernar en las tres capitales de provincia de Aragón. Según lo consensuado, los liberales se harían con la alcaldía de Huesca y la formación de Pablo Casado se pondría al frente de Zaragoza y Teruel. Poco después, todo pareció quedar en el aire.

El partido de Santiago Abascal negó estar implicado en pacto alguno en Zaragoza, donde su participación es indispensable para el éxito, y advirtió de que, salvo rectificación en la estrategia negociadora de PP y Ciudadanos, la ciudad «tendrá un gobierno de izquierdas». «El lunes volveremos a tender la mano para una moción de censura», presionó el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, dando por hecho que la operación se frustrará este sábado. Su partido reclamaba ayer, al cierre de esta edición, formar parte del ejecutivo municipal. Lo mismo que en Badajoz.

Vox ya avanzó hace dos semanas que no apoyaría ningún acuerdo en el que no se le tuviera en cuenta. Se trató entonces de un mensaje dirigido a Ciudadanos ante su resistencia a negociar a tres bandas. Y la condición sigue vigente.

La tensión entre ambas formaciones volvió a ponerse ayer de manifiesto. El propio Abascal se pronunció vía Twitter después de que el Gobierno de Emmanuel Macron amenazara con replantearse su cooperación con Rivera en caso de alianza con la extrema derecha. «Mañana -publicó el presidente de Vox- sabremos si Ciudadanos es un partido francés o un partido español».

Más