La jueza del 1-O ordena registros en la Generalitat

El TSJC vuelve a imputar al consejero del Interior por ceder locales para la organización del referéndum ilegal

C. R.

barcelona. La causa del 1-O continúa su curso en el juzgado número 13 de Barcelona, al mismo tiempo que el Supremo delibera tras el juicio contra los líderes del 'procés'. La titular del juzgado barcelonés, el primer tribunal que empezó a investigar penalmente la causa del 1-O y que ya tiene una treintena de altos cargos de la Generalitat procesados, ordenó ayer a la Guardia Civil que practique nuevas diligencias y se persone en varios departamentos de la Generalitat en busca de documentación sobre la organización de aquel referéndum.

Un auto similar de este mismo juzgado fue el que ordenó el registro de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 y que derivó en una protesta frente al edificio que ha servido como base para la acusación de rebelión. El juzgado ha citado además como investigado al delegado de la Generalitat en Suiza, Manuel Manonlles, al que los investigadores vinculan con la contratación de observadores del 1-O, una cuestión que tuvo su relevancia en el juicio contra los líderes del proceso en el Tribunal Supremo.

Las diligencias que ha reclamado la juez atienden la petición de la Fiscalía, que ha solicitado aclarar la participación de funcionarios de la Generalitat en la organización del 1-O. Entre otros, reclama documentación logística y sobre pagos relativos al 1-O. El juzgado de instrucción número 13 de Barcelona decidió recientemente llevar a juicio a un total de 30 personas. Entre otros, el director de TV3 y el de Catalunya Ràdio.

Mientras, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha citado a declarar como investigado al consejero de Interior, Miquel Buch, por los delitos de desobediencia y prevaricación por ceder locales para la celebración del 1-O en Premià de Mar (Barcelona) cuando era alcalde del municipio. En un principio, el tribunal archivó la causa, pero ahora ha vuelto a abrirla contra el dirigente independentista.