La jueza graba el relato del niño hallado en Adeje para evitar una nueva declaración

R. C. TENERIFE.

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arona (Tenerife) grabó ayer el testimonio del niño de 6 años que sobrevivió la semana pasada al asesinato de su madre y su hermano, presuntamente a manos de su padre, en una cueva del municipio de Adeje, en el sur de la isla, para evitar que tenga que volver a declarar en sede judicial. Esta diligencia, denominada prueba preconstituida, se llevó a cabo fuera del Juzgado de Arona y el testimonio fue grabado para evitar que el menor tenga que volver a declarar en sede judicial y, con ello, minimizar los «efectos de victimación», según declararon fuentes jurídicas a Efe. En el interrogatorio estuvieron presentes, además de la jueza, la representación del Ministerio Fiscal, la defensa del acusado y un equipo técnico especializado en tratar con menores en este tipo de situaciones.

El Gobierno de Canarias sigue manteniendo la tutela del niño ya que ningún familiar -en un primer momento, se señaló que una tía iba a viajar hasta el archipiélago- se ha desplazado de momento a la isla desde Alemania, aunque un sacerdote lo visita con autorización judicial y de la familia. Se espera que próximamente haya alguna resolución judicial acerca de la tutela del pequeño.