El juez prohíbe la emisión del juicio sobre la destrucción de los ordenadores de Bárcenas

R. C.

madrid. El titular del Juzgado de lo Penal 31 de Madrid, Eduardo Muñoz de Baena, accedió a la petición realizada por el PP y por la Fiscalía y prohibió la retransmisión en directo del juicio por la destrucción de los ordenadores que usaba el extesorero popular Luis Bárcenas, donde la formación política se encuentra acusada, que comienza este viernes, 14 de junio.

En un auto dictado ayer, el magistrado rechaza autorizar la cobertura íntegra de la vista oral mediante señal institucional, pero no impone restricciones para que los medios de comunicación accedan a la sala de vistas para que puedan informar sobre el desarrollo del juicio. En este sentido, el juez comunica que «la emisión de imágenes se limitará a grabaciones mudas captadas en los momentos previos al inicio de las sesiones, con planos de los acusados posteriores o laterales».

El PP remitió un escrito en el que afirmaba que solo basta con la presencia de periodistas en la sala del juicio para garantizar el derecho a la información, pues «no necesitan la utilización de medios audiovisuales para proporcionar una información veraz a la ciudadanía».

Asimismo, solicitó que se adoptaran medidas tendentes a evitar la identificación de los acusados, testigos, peritos y demás intervinientes.