El juez del 'caso Villarejo' deja en libertad a Ángel Pérez-Maura y De la Joya contra el criterio de Anticorrupción

Los empresarios navieros y el gestor en Suiza de la 'jet set' madrileña fueron interrogados durante diez horas acusados de corrupción internacional

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado este sábado, contra el criterio de la Fiscalía Anticorrupción, la puesta en libertad provisional bajo fianzas que oscilan entre los 200.000 y los 750.000 euros de los hermanos Pérez-Maura, los empresarios Adrián de la Joya y Francisco Javier Soucheiron; y el abogado Enrique Maestre, según han informado en fuentes jurídicas.

Los empresarios navieros y el hombre de la 'jet set' madrileña en Suiza, comparecieron durante diez horas ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, instructor del 'caso Villarejo'. Tras ser detenidos el pasado miércoles a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, los acusados por delitos de corrupción internacional y cohecho contestaron a las preguntas de las partes pese a estar la pieza separada bajo secreto. Los otros dos arrestados, el administrador naviero Francisco Javier Soucheiron y el abogado Enrique Maestre comparecieron pasadas las doce de la noche.

Los cinco fueron detenidos en el marco de la pieza 'Pit', la número cuatro de las doce del 'caso Villarejo', por agentes de la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional. Anticorrupción les vincula con el pago de 10 millones de euros al comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión provisional desde noviembre de 2017. Las pesquisas se centran en una gestión de crisis realizada por éste para frenar la extradición a Guatemala del naviero cántabro Ángel Pérez-Maura.

La justicia del país centroamericano le reclamaba por estar involucrado en un supuesto soborno de 30 millones de euros pagado al entonces presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, y otros altos cargos del país para conseguir la adjudicación de un contrato para explotar una terminal de carga en la ciudad de Puerto Quetzal.

El procedimiento de extradición se inició en el año 2016 y corrió a cargo del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Ismael Moreno. El proceso lo resolvió el tribunal presidido por Ángela Murillo. El caso llegó a archivarse hasta en dos ocasiones porque Guatemala no había remitido a España la documentación necesaria para tramitar la entrega, circunstancias en las que podría haber influido la acción de Villarejo, pues la operación desarrollada este miércoles es fruto de las pesquisas sobre sus redes de corrupción internacional.

Finalmente, el naviero compareció en la Audiencia Nacional en febrero de 2018 y se negó a ser entregado a Guatemala, por lo que el caso recayó en la Sala de lo Penal, que, en el mes de mayo y atendiendo a su condición de ciudadano español, acordó denegar la extradición.

No obstante, la sentencia abrió la puerta a que se le juzgase en territorio nacional a instancias de las autoridades guatemaltecas por el caso de corrupción que había motivado la reclamación, pero hasta su detención no se había producido una investigación por cohecho.

El tren del 'caso Lezo'

De la Joya, que también apareció en los informes del caso del 'pequeño Nicolás', es conocido por su cercanía a la 'jet set' madrileña y por sus contactos en Suiza, donde tenía sociedades mercantiles y residencia fiscal. Su abogado en el 'caso Lezo' y en esta nueva causa fue el mismo que tuvo Villarejo en un principio: Ernesto Díaz-Bastien.

De la Joya está investigado por la adjudicación en 2007 a la constructora OHL -fundada por Juan Miguel Villar Mir- del contrato para la construcción y posterior concesión de la línea ferroviaria entre Móstoles y Navalcarnero, en Madrid, por la que se habría pagado presuntamente una 'mordida' de 1,4 millones a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid.

En esta causa, el magistrado indaga las transferencias que giraron dos filiales de OHL por 2,5 millones de dólares a una cuenta del banco suizo Anglo Irish Bank, a nombre de la mercantil panameña Lauryn Group Inc, administrada por De la Joya. En la nota difundida el miércoles, la Fiscalía Anticorrupción hizo constar, «al hilo de algunas informaciones publicadas», que la investigación «no atañe» a la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, fiscal de la Audiencia Nacional cuando tuvieron lugar los servicios parapoliciales de Villarejo.