José María Aznar: «No tengo que pedir perdón por nada»