La izquierda ganaría las grandes capitales

L. P./J. L. A./A. C./M. E. A. MADRID.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, podría seguir gobernando en la capital pactando con el PSOE, al igual que su homóloga de Barcelona, Ada Colau, que también vencería en las elecciones y podría mantenerse en el poder si la apoyasen Esquerra y el PSC. Esa es, al menos, la estimación que hace el barómetro del CIS para las elecciones del 26 de mayo, que da la victoria al PSOE en Sevilla (rozaría la mayoría absoluta) y en Zaragoza mientras que Compromís volvería a ganar los comicios en Valencia.

Madrid

La derecha no puede con Carmena

Rotunda victoria de Carmena en las próximas elecciones municipales, que podría mantener con holgura la Alcaldía con el apoyo del PSOE porque entre ambos sumarían como mínimo 31 concejales, dos más de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta, aunque podrían llegar a sumar incluso 35, lo que supone hasta 8 ediles más que los que obtendría el bloque de la derecha, que en el mejor de los casos llegaría a 27 concejales. Así al menos lo pronostica la encuesta preelectoral del CIS. La alcaldesa de la capital de España ganaría los comicios con mayor respaldo que cuatro años atrás y más de diez puntos de diferencia sobre el PP, quien, de la mano de José Luis Martínez Almeida, sufriría otra dolorosa derrota al perder notable peso en esta ciudad que ha controlado tres décadas.

De cerca le seguiría el PSOE, con un 18,4% de los sufragios y entre 10 y 12 ediles, con lo que su candidato, el exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández, podría sumar hasta tres concejales más que en la actualidad.

Barcelona

Colau ganaría aunque por la mínima

Al contrario que en la capital, la victoria en Barcelona estaría muy reñida. Ada Colau y Ernest Maragall se jugarían la Alcaldía por un puñado de votos, según se desprende del barómetro. Así, Barcelona en Comú lograría entre 10 y 11 concejales, un descenso respecto a las elecciones de 2015, cuando logró 15, mientras que la horquilla de ERC fluctuaría entre los 9 y 11 ediles, y duplicaría su representación. En tercer lugar se situaría el PSC, que también sube con fuerza al pasar de 4 concejales a 6 o 7 que obtendría el 26-M. PDeCAT lograría entre 5 y 7 ediles, mientras Manuel Valls, cuya lista recibe el apoyo de Ciudadanos, le seguiría de cerca con entre 5 y 6 concejales. El PP se mantendría con entre 2-3 ediles, mientras que la CUP pierde 1 y se queda con 2.

Valencia

Compromís se garantizaría la continuidad

Nueva victoria de la izquierda en Valencia. El actual acuerdo de gobierno sería revalidado con Compromís como el partido más votado al cosechar un 26,5% de los votos. De esta manera, Joan Ribó volvería a ser el alcalde de la ciudad gracias a un resultado que le da entre 9 y 11 concejales -actualmente tiene 9-. El pacto de la izquierda quedaría reforzado con el ascenso de la lista socialista que encabeza Sandra Gómez, que según el CIS, lograría entre 6 y 8 regidores, un resultado muy por encima de los cinco que tiene actualmente. Unidas Podemos-Esquerra Unida también reforzaría su posición con entre 3 y 4 concejales. En los últimos comicios, cuando se presentó como València en Comú y no fue en coalición con Esquerra Unida, obtuvo tres concejales.

La mayor caída que pronostica el barómetro sería la de PP, que perdería hasta tres concejales para quedarse entre 6 y 7.

Sevilla

El PSOE, al borde de la mayoría absoluta

Los socialistas ganarían las elecciones municipales en Sevilla de forma incontestable, según el CIS, que otorga una victoria aplastante a la candidatura que encabeza el actual alcalde, Juan Espadas, que roza la mayoría absoluta.El PSOE sumaría entre 13 y 15 concejales, a los que se añadirían los entre 5 y 6 que obtendrían Adelante Sevilla, formación integrada por Podemos e Izquierda Unida. El mayor descalabro electoral lo sufriría el Partido Popular que bajaría de los 12 concejales actuales a entre 8 y 10. Ciudadanos podría sumar un nuevo representantes al pasar de los 3 actuales a entre 3 y 4.