Investigan dos posibles asesinatos machistas ocurridos el fin de semana

Una mujer de Jaén y una madrileña en Alemania podrían ser las nuevas víctimas de la violencia de género

R. C.

jaén / madrid. Una mujer de 73 años fue asesinada en Jaén presuntamente por su marido, que fue detenido por la Policía Nacional. Los hechos se han producido sobre las 12:00 horas en una vivienda de la calle Francisco Ayala García Duarte de la capital jienense, donde una hija de la víctima encontró a su madre recostada sobre la cama y con signos de violencia, y alertó al servicio de emergencias 112.

El marido de la mujer, Dolores L. R., fue encontrado encerrado en otra habitación de la vivienda, donde fue detenido. Declaró que la muerte tuvo lugar en la noche del sábado, aunque el cadáver muestra signos de que podría haberse producido incluso días antes, un dato que tendrá que ser determinado por la autopsia. La pareja se encontraba en trámites de separación y al parecer se produjo una discusión a causa de un teléfono, según las fuentes policiales. Las primeras investigaciones indican que la mujer recibió numerosos golpes con una barra de hierro y que no existían denuncias por maltrato contra su pareja.

La Policía Nacional activó el protocolo por muerte violenta, aunque el caso por el momento no puede ser clasificado como violencia machista hasta que no avance la investigación. De confirmarse, Dolores sería la víctima 40 de esta lacra social en 2019.

Por otra parte, la muerte de una joven española en la ciudad alemana de Mannheim se investiga como un posible caso de violencia machista, según indicaron a Efe fuentes próximas a la investigación, que indicaron que la fallecida es una madrileña, Gema V. R. Estas mismas fuentes recordaron que fue en la madrugada del día 16 al 17 de agosto cuando se le encontró sin vida en un apartamento de esa ciudad, donde residía.

Caída de un quinto piso

Los investigadores confirmaron que se trataba de un homicidio y, muy probablemente, de un crimen machista. A las 6.30 horas del sábado un hombre cayó del quinto piso de una vivienda de Mannheim, resultó herido de gravedad y fue evacuado a un hospital. Las fuerzas de seguridad alemanas inspeccionaron el apartamento desde donde cayó y descubrieron el cadáver de Gema V. R., que presentaba heridas por arma blanca. La sección consular española en Sttutgart se puso inmediatamente en contacto con familiares de la fallecida, para notificarle los hechos y que hasta hoy no se realizará la autopsia al cadáver.