Imputado por sedición el exjefe de los Mossos por la «inacción» del 1-O

Pere Soler, responsable político del cuerpo en el 'procés', y el exnúmero dos de Interior declararán el próximo viernes ante la juez Lamela

M. BALÍN

madrid. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela amplió ayer la lista de imputados por un delito de sedición en la cúpula de los Mossos d'Esquadra. La magistrada citó en un auto en calidad de investigados al exdirector del cuerpo autonómico, Pere Soler, quien fuera jefe político del mayor Josep Lluis Trapero, y también del ex secretario general de Interior, César Puig, número dos de la Consejería dirigida por Joaquin Forn, en prisión preventiva por la causa del 'procés' que investiga el Tribunal Supremo.

Lamela quiere interrogarles a petición de la Fiscalía en relación con la actuación de los Mossos en los sucesos del 20 y 21 de septiembre en Barcelona, durante la 'operación Anubis' contra el núcleo organizador del referéndum ilegal del 1 de octubre. Soler y Puig comparecerán el viernes 9 de marzo en la Audiencia acompañados de sus abogados.

En esta causa por un delito de sedición ya están investigados Trapero, que declaró por segunda vez la pasada semana y que está en libertad con medidas cautelares, y la intendente Teresa Laplana. En un auto reciente, la juez también dijo que estaba estudiando la inclusión del delito de organización criminal.

La Fiscalía pidió ampliar la investigación a la actuación policial durante el referéndum ilegal del 1 de octubre. Por este motivo solicitó conocer la versión de estos dos ex altos cargos de Interior. «La inacción de los Mossos siguió la pauta anunciada previa y públicamente por los responsables políticos Joaquín Forn, Pere Soler y en la medida correspondiente César Puig» como secretario general de Interior en aquellas fechas, apuntó la Fiscalía en su escrito remitido a la juez. Se da la circunstancia de que esta semana testificó en el Supremo a petición de Forn la actual cúpula de los Mossos.

 

Fotos

Vídeos