Un hombre mata a sus padres octogenarios enfermos que tenía a su cuidado

La policía recoge pruebas en la casa de Valeriano y de Pilar. Él, de 82 años, tenía Alzheimer, y su mujer, de 72, llevaba media vida en una silla de ruedas. Sus hijos se encargaban de cuidarles y uno de ellos, Ciriaco, acabó ayer con sus vidas. Utilizó para ello una pistola de las que se emplean para sacrificar el ganado. Los vecinos aseguran que el parricida atravesaba un bache anímico. La familia era muy conocida en Olite, y este trágico suceso ha causado una gran conmoción. Las banderas ondean a media asta y se han decretado dos días de luto oficial.-Redacción-