Un hombre mata a cuchilladas a su mujer en un garaje de Elche

Una mujer mira el garaje de Elche donde María Asunción fue asesinada ayer a cuchilladas por su marido. :: morell / efe/
Una mujer mira el garaje de Elche donde María Asunción fue asesinada ayer a cuchilladas por su marido. :: morell / efe

La pareja había iniciado los trámites de separación, pero el agresor se presentó en la vivienda y atacó a la víctima tras una disputa

J. A. MARRAHÍVALENCIA.

Con 47 años y dos hijos, María Asunción Pérez había iniciado hace apenas diez días los trámites de su separación matrimonial. Ayer salió del garaje de su finca en una camilla del retén fúnebre judicial. Su marido, de unos 50 años, le asestó varias cuchilladas tras esperarla en el aparcamiento del edificio de Elche en el que vivía. El hombre confesó ser el autor del crimen y fue detenido por los primeros agentes que llegaron al lugar. Con María Asunción son ya 1.006 las mujeres víctimas de la violencia machista en España desde 2003. El Gobierno contabiliza 31 crímenes solo en lo que va de año, cinco de ellos cometidos en la Comunidad Valenciana.

El asesinato se produjo en torno a las siete de la mañana, en la calle Felipe Moya del barrio ilicitano de Altabix. El presunto asesino habría llegado a ausentarse del domicilio familiar, pero ayer por la mañana se presentó en el garaje en el momento en que la mujer regresaba de trabajar. Se inició entonces una disputa entre la pareja, cuando la víctima se encontraba ya en la zona del aparcamiento. María Asunción sufrió numerosas heridas de arma blanca y algunas le afectaron a órganos vitales, de acuerdo con fuentes sanitarias y policiales.

A partir de ese momento se sucedieron las llamadas al teléfono de Emergencias 112 de la Generalitat por parte de vecinos y trabajadores de la calle Felipe Moya. En pocos minutos la zona se llenó de patrullas de la Policía Local y la Policía Nacional, agentes que en esta ocasión no pudieron nada por salvar a la víctima. La mujer yacía con heridas sangrantes y su agresor permanecía en el lugar. A pocos metros encontraron el cuchillo con el que fue atacada María Asunción. El marido no opuso resistencia y confesó que había matado a su esposa, por lo que fue arrestado y trasladado a la Comisaría de Elche.

María Asunción, de 47 años y madre de dos hijos, nunca denunció

El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) envió al lugar a un equipo del SAMU. El personal médico realizó maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada a la víctima, pero la mujer ya no presentaba signos vitales y los médicos no pudieron más que certificar su fallecimiento.

Sus hijos, de unos 18 y 20 años, tuvieron que recibir asistencia psicológica tras saber que su madre había sido asesinada, aunque no habían presenciado los hechos, como confirmó la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador. El barrio de Altabix se sumió en la pena, y expresó su rabia e indignación por el asesinato de María Asunción. Fuentes próximas al caso precisaron que no existían denuncias previas por malos tratos en el seno del matrimonio y que el sospechoso permanecerá en dependencias policiales hasta que se le traslade al juzgado de violencia sobre la mujer de la ciudad alicantina.

Insoportable

Durante toda la jornada de ayer se sucedieron las muestras de condena y del repulsa pro el crimen. «Esto es insoportable», clamó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «Nuestra sociedad no puede tolerar esta violencia machista que asesina a mujeres, destroza familias y marca de por vida a unos hijos e hijas», escribió en su cuenta de Twitter, donde mostró también sus condolencias a la familia de la víctima. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, también condenó el asesinato y transmitió su cariño a los familiares de la fallecida.

El Ayuntamiento de Elche convocó a los vecinos a una concentración de repulsa y en memoria de la víctima que tuvo lugar a mediodía. «Es una nueva y cruel manifestación de la violencia de género», lamentó el alcalde ilicitano, Carlos González Serna. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, también expresó indignación y pena. «Las palabras no pueden describir tanta repugnancia e indignación», dijo. «El terrorismo machista es una realidad. Combatir sus causas es una lucha de todos y todas», escribió Puig en redes sociales.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, también mostró su «conmoción, repulsa y rabia» por el crimen machista y exigió una «sociedad unida, con las víctimas y frente a los agresores». La presidenta del Partido Popular de la Comunidad, Isabel Bonig, trasladó su pésame a los familiares de la mujer y la repulsa del PP a la violencia machista, que definió como «una lacra contra la que hay que luchar unidos». «No podemos dar ni un paso atrás en la lucha contra el terrorismo machista. No pararemos hasta combatir esta lacra», dijo el PSPV-PSOE. Ciudadanos se sumó a la condena.