Así hacen su vida los vecinos de Contrasta, un pueblo alavés incomunicado por las nevadas

Camino de Contrasta (Alava), la nieve ha dado una tregua pero aún quedan coches atrapados en los arcenes. Las carreteras están limpias pero ahora el peligro es otro. El hielo dificulta un simple paseo por las pendientes empedradas de sus calles. Por eso aquí es necesario un calzado especial. Los vecinos tienen que limpiar a palazos la entrada de sus casas. Dentro, acumulan en arcones provisiones para los días en que la nieve les deje incomunicados. En total, en esta casa se gastan unos 900 euros en leña durante los meses de invierno.-Redacción-