El Govern en pleno presiona a los jueces del Tribunal Superior de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Quim Torra./EFE
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / EFE

Torra arropa al consejero Buch y a la alcaldesa Lloveras en su comparecencia como imputados por el 1-O

CRISTIAN REINOBarcelona

El Gobierno catalán en pleno, con Quim Torra a la cabeza, ha arropado esta martes al consejero de Interior, Miquel Buch, y a la expresidenta de la AMI, Neus Lloveras, que esta mañana comparecen ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) como investigados en la causa del 1-O. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el independentismo ha vuelto a concentrarse frente al palacio de justicia de Barcelona, tras escenificar un nuevo 'paseíllo' de apoyo a los imputados, que ha partido del Parlamento catalán. Además de los miembros de la Generalitat, han acudido diputados de los grupos secesionistas, al grito de «no estáis solos».

Buch y Lloveras han sido citados a comparecer ante el juez en relación con la querella por desobediencia en la jornada del 1-O cuando presidían respectivamente la Asociación Catalana de Municipios y la Asociación de Municipios por la Independencia. Buch es el primer consejero del Gobierno de Quim Torra que ha sido imputado de un delito, aunque por hechos ocurridos en la pasada legislatura. Se les acusa de desobediencia por emplazar a los alcaldes a promover el referéndum unilateral y facilitar locales para las votaciones, desde su posición al frente de la asociación que agrupa a los ayuntamientos.

Antes de declarar ante el juez, Buch ha señalado que el jucio que más le preocupa es el de «sus hijos y sus nietos». El presidente de la Generalitat, mientras, ha agradecido a Buch y Lloveras todo lo que hicieron por el 1-O. «No os juzgan a vosotros, nos juzgan a todos. Y todos deberemos ser capaces de responder, unidos, determinados y solidarios, asumiendo todas las consecuencias, contra esta causa general», ha afirmado.

 

Fotos

Vídeos