El Gobierno acusa a Casado de virar a la extrema derecha

R. C. BARCELONA.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, acusó ayer al líder del PP, Pablo Casado, de intentar «escorar a la extrema derecha» a España y destacó que, frente a ello, el Gobierno de Pedro Sánchez está intentando «reorientar el barco», tras años de «sacrificios» por parte de los españoles. En un acto en Barcelona por el 130 aniversario de la creación de la UGT, Valerio destacó que el PSOE, con la moción de censura, logró «acabar con un Gobierno que provocaba descrédito político e institucional, en España y de cara al mundo, y causaba bochorno e incredulidad, con una simbiosis de corrupción enorme».

Según Valerio, en la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy los españoles tuvieron que afrontar «sacrificios» que les obligaron a «estrecharse el cinturón», ya que se deterioraron los servicios públicos, se bajaron los salarios, se quebró la cohesión social y se dejó la hucha de las pensiones «bajo mínimos». «A algunos dirigentes recientemente elegidos (en alusión a Casado) no les parecía suficientemente escorado a la derecha, que ahora lo pretenden escorar a la extrema derecha, haciendo la competencia a Vox. Estaría bien que tuvieran responsabilidad de Estado, como nos pedían a nosotros, que predicaran ahora con el ejemplo», indicó. Valerio reconoció que el Gobierno de Sánchez no lo va a tener fácil a la hora de revertir la situación en la que quedó España tras el Gobierno del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos