La Fiscalía se posiciona a favor de que Puigdemont concurra a las europeas

Puigdemont interviene por videoconferencia en un mitin de Junts per Catalunya. :: Toni Albir / efe/
Puigdemont interviene por videoconferencia en un mitin de Junts per Catalunya. :: Toni Albir / efe

Considera que el veto de la Junta Electoral a la candidatura del expresidente vulnera el derecho fundamental de sufragio pasivo

CRISTIAN REINO BARCELONA.

El 'caso Puigdemont' vuelve a dar un vuelco de 180 grados y abre una nueva tormenta jurídica. Tras el recurso presentado por el expresidente de la Generalitat y sus exconsejeros Clara Ponsatí y Toni Comín contra el veto de la Junta Electoral a que pudieran ir en las listas de JxCat a las europeas, la Fiscalía se mostró este viernes favorable a que los tres dirigentes secesionistas puedan concurrir a estos comicios.

La Junta Electoral Central aprobó el lunes excluir a Puigdemont de las listas de JxCat. Pero el organismo electoral adoptó la decisión muy dividido y con el voto particular en contra del presidente, de su vicepresidente y de dos de sus vocales. Una resolución controvertida, que levantó ampollas en el independentismo y de la que la Fiscalía de Madrid se desmarca. El Ministerio Público concluye ahora que la decisión de la Junta Electoral «no fue ajustada a Derecho», en tanto en cuanto «vulnera el derecho fundamental de sufragio pasivo» (presentarse a unas elecciones) de los tres dirigentes separatistas.

El principal argumento que puso la Junta Electoral para excluir a Puigdemont y a sus exconsejeros fue que se encuentran en situación de procesados en rebeldía en la causa judicial contra el 'procés' y que, en consecuencia, no pueden ser candidatos. En cambio, la Fiscalía remarca que la condición de elector se identifica plenamente con la «efectiva titularidad del derecho fundamental al sufragio activo», cuya única excepción legalmente prevista es, según el Ministerio Público, para los condenados por sentencia judicial firme. No es el caso de Puigdemont, Comín y Ponsatí.

Tirón de orejas

La Fiscalía tira de las orejas a la Junta Electoral, a la que acusa de haber creado una causa nueva de «inelegibilidad», que «no está prevista en la ley». Puigdemont, Ponsatí y Comín presentaron sus recursos en el juzgado contencioso administrativo número 2 de Madrid. Fuentes de JxCat apuntaron que los recursos han sido admitidos a trámite y que está previsto que hoy se conozcan las sentencias. Los postconvergentes apuestan por un fallo favorable para sus intereses. En línea con lo que pidió ayer la Fiscalía.

El Ministerio Público reclama que se reconozca el derecho fundamental a acceder a los cargos públicos en condiciones de igualdad de los tres candidatos. Pide que se anule el acuerdo de la Junta Electoral Central que excluye a los tres aspirantes a eurodiputados y solicita anular la resolución de proclamación de candidaturas en lo que a la coalición recurrente se refiere. Y, además, que se publique en el BOE la candidatura de JxCat, incluyendo a los tres candidatos originales y no los tres que la formación soberanista tuvo que improvisar como sustitutos (Gonzalo Boye, Xavier Trias y Beatriz Talegón). Los seis darán hoy una rueda de prensa en Bruselas, después de que ayer el secesionismo protestara ante la Delegación del Gobierno en Barcelona ante lo que consideraba una «vulneración de derechos flagrante» por parte de la JEC, una manipulación electoral y un ataque a los derechos civiles y electorales.

Está por ver si el juzgado de lo contencioso hace suyos los argumentos de la Fiscalía y si falla en contra de la Junta Electoral y del PP y Cs, que fueron quienes impugnaron en primera instancia la candidatura del expresidente y sus dos exconsejeros. Pero, pase lo que pase, la Junta Electoral ha brindado un balón de oxígeno al dirigente soberanista. Su formación salió severamente derrotada por Esquerra en las pasadas elecciones generales, que le dobló en número de escaños. Puigdemont y JxCat corrían el riesgo de dirigirse hacia la irrelevancia política, a medida que van perdiendo apoyos electorales y su principal adversario -ERC- crece. Incluso estaba en al aire que pudiera obtener un escaño. Pero el expresidente, que planteó las elecciones como un cara a cara contra Junqueras, que encabeza la lista de Esquerra, tratará de capitalizar el veto de la Junta Electoral, presentándolo como una caza de brujas contra su persona.