La Fiscalía pide procesar por organización criminal a 28 acusados del 1-O

Acusa a la cúpula de TV3 y de Catalunya Ràdio, y a excargos intermedios del Govern de actuar «concertados»

C. REINO

barcelona. El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, el primero que abrió una causa contra el proceso secesionista, dictó hace un mes un auto de procesamiento contra 30 personas por malversación, desobediencia, falsedad documental, revelación de secretos y prevaricación por su implicación en la organización del referéndum ilegal del 1-O. La Fiscalía pidió ayer que se rectifique ese auto y se siente en el banquillo a 28 de esos 30 acusados también por el delito de integración de organización criminal.

Los encausados son miembros de la dirección de la radio y televisión públicas de Cataluña, exaltos cargos en 2017 de la administración catalana -de segundo nivel tras los consejeros- así como empresarios.

Entre los que podrían haber formado parte de esta organización criminal están el hoy secretario de Comunicación y exsecretario de Difusión de la Generalitat, Antoni Molons; la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Núria Llorach, y los directores de TV3, Vicent Sanchis, y Catalunya Ràdio, Saül Gordillo. Las penas contempladas para este delito en sus casos más graves asciende a ocho años de prisión. Según la Fiscalía, cada uno de ellos actuó «de forma concertada y permanente en el tiempo y con la finalidad de conseguir por vías delictivas la secesión de la comunidad autónoma de Cataluña».

La acusación pública mantiene que una organización criminal es «cualquier red estructurada, que agrupe a una pluralidad de personas con una jerarquización y reparto de tareas». A su juicio, la conducta de los procesados para organizar el referéndum fue «conjunta y coordinada, de forma tal que ante las resoluciones del Tribunal Constitucional en las que se suspendía y después se declaraba la inconstitucionalidad de resoluciones o leyes del Parlament, continuaron con la hoja de ruta que tenían marcada cada uno en el ámbito de sus competencias y responsabilidades».

La causa contra el 1-O del juzgado de Barcelona es una de las muchas patas en las que se dirime judicialmente el 'procés'. El Tribunal Supremo juzga a los doce líderes del 'procés' desde el pasado febrero, pero no incluye la acusación de organización criminal. La Audiencia Nacional última el inicio del juicio contra la cúpula de los Mossos d'Esquadra, entre otros el exmayor Josep Lluís Trapero.

Además, diferentes juzgados catalanes investigan a agentes de la Policía española por las cargas del 1-O.