El fiscal no pide medidas cautelares para Pozas

El exnúmero dos de Comunicación de la Moncloa explicó al juez por qué pasó a Villarejo los datos del móvil de una asesora de Podemos

R. C.

madrid. El exdirector de Interviú Alberto Pozas, que dimitió como director general de Información Nacional de la Presidencia del Gobierno tras verse implicado en el presunto espionaje a Pablo Iglesias, explicó ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón por qué entregó al excomisario José Villarejo el 'pendrive' con los datos extraídos del móvil de una asesora de Podemos.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Alberto Pozas, para quien los fiscales no han pedido ninguna medida cautelar, precisó, ya como imputado, el motivo por el que suministró a Villarejo ese archivo informático. Al estar secreta la investigación, las fuentes consultadas no precisaron más detalles de la declaración.

Durante el interrogatorio, Pozas habría señalado a otra persona que estaría implicada en este caso, lo que podría derivar en una nueva imputación, según indicaron las citadas fuentes sin aportar la identidad de la persona mencionada.

En su declaración, que se ha prolongado casi dos horas, Pozas, que ya compareció el 8 de abril como testigo, relató que el material extraído del móvil de la asesora de Podemos Dina Bousselham llegó a la redacción de Interviú en un sobre de forma anónima e informó de ello al presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio.

En su comparecencia como testigo, Pozas explicó que consideraron que esos datos no eran publicables y que él facilitó a Villarejo el 'pendrive' con la copia de los datos del teléfono de Bousselham y que fue hallado en el registro de la casa del excomisario.

De este modo, el ex alto cargo de la Moncloa ratificaba la versión que prestó el propio Villarejo cuando declaró como investigado por esta causa. El excomisario dijo que Pozas le entregó el 'pendrive', una confesión que condujo a la imputación del periodista por presunta revelación de secretos.