El PP no ve exportable a todos los territorios la fórmula de Navarra Suma

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ayer, en Málaga. :: E. P./
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ayer, en Málaga. :: E. P.

Los populares gallegos descartan la alianza en sus comicios mientras en Andalucía acogen como «solución viable» la búsqueda de coaliciones

NURIA VEGAMADRID.

Ni en la dirección nacional del PP ni en las autonómicas se contempla que la fórmula de coalición con UPN y Ciudadanos que articularon en Navarra pueda exportarse a todos los territorios. Por ejemplo, a Galicia. La marca España Suma y sus variantes en cada comunidad se ha registrado en la Oficina Española de Patentes a nombre del secretario general del partido, Teodoro García Egea. Pero, de momento, se trata más de una previsión, explican fuentes conservadoras, que de una realidad. Los populares gallegos descartaron ayer este esquema para las próximas elecciones a la Xunta, previstas, si no hay adelanto, para otoño de 2020, e insistieron en su intención de concurrir con sus siglas.

«Todo lo que sea sumar está bien, pero hasta ahora el PPdeG siempre consiguió la confianza mayoritaria», reivindicó el vicepresidente del Ejecutivo de Galicia, Alfonso Rueda. Alberto Núñez Feijóo gobierna con mayoría absoluta y el partido ya quiso marcar territorio en las últimas generales tras haber resistido mejor que en el resto de España y haber obtenido una ventaja de siete escaños sobre Ciudadanos, que logró sólo dos representantes.

Cargos autonómicos del PP tampoco acaban de ver las bondades de la hipotética alianza Galicia Suma cuando los populares de Núñez Feijóo tienen músculo -«y perfil propio»-, pese a los resultados de los comicios municipales, para dar la batalla el próximo año. Las mismas fuentes sostienen que la situación no es «comparable» a la de Navarra, donde el partido ejerce de «refuerzo» de UPN en los comicios forales.

Especificidades

«No vale la misma receta para todos», coincidió un barón del PP. En Andalucía, sin embargo, Juan Manuel Moreno acogió la oferta de coalición, para su comunidad y para unas elecciones generales, como una «solución viable y realista». El presidente de la Junta animó, además, a la reflexión en el centro derecha. «La unidad -argumentó- es la que consolida unas mayorías sociales suficientes para poder gobernar y para que no gobierne la izquierda y, por tanto, lo que no tendría sentido es ser capaces de ponernos de acuerdo después de unas elecciones y no antes».

Ciudadanos, en todo caso, volvió este viernes a rechazar la iniciativa de España Suma. También en Cataluña, donde consiguió ser la fuerza más votada en los últimos comicios autonómicos. El futuro vicepresidente del Gobierno de Madrid, Ignacio Aguado, declinó la iniciativa bajo la tesis de superación del bipartidismo. «El PP -remató- está en caída libre». Tampoco otras formaciones como Coalición Canaria aceptarían entrar en una coalición electoral.

Desde el PP, aun así, el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, replicó que su partido «va a dejar las puertas abiertas». Fuentes territoriales sí pusieron en valor que el mensaje de la importancia de unir el voto y reconstruir el espacio de la derecha vaya calando.

Más