La Ertzaintza arranca las fotos de presos de ETA de una caseta de Bilbao

La txosna sin los carteles de los etarras tras la acción de la Ertzaintza. /PANKRA NIETO Y JORDI ALEMANY
La txosna sin los carteles de los etarras tras la acción de la Ertzaintza. / PANKRA NIETO Y JORDI ALEMANY

La Audiencia Nacional ordenó la retirada de los carteles a raíz de una denuncia de la asociación Dignidad y Justicia

DAVID OLABARRI

Las fotos de presos de ETA ya no cuelgan de las paredes de la txosna de Txori Barrote. La Ertzaintza acudió a la caseta de El Arenal sobre las nueve de la mañana de esta segunda jornada de Aste Nagusia para arrancar los carteles sin que ningún miembro de la comparsa bilbaína se opusiera a la acción policial.

La Audiencia Nacional ordenó ayer retirar de forma «inmediata» las fotos y la Ertzaintza entregó a media tarde –unas dos horas antes del txupinazo– el auto del juez Alejandro Abascal a los responsables de la comparsa Txori Barrote, representados por la abogada y concejala de EH Bildu Jone Goirizelaia.

Al no retirar la propia comparsa las fotos, han sido finalmente los agentes los que han procedido a ejecutar el dictamen judicial a primera hora de la mañana para evitar incidentes aprovechando un momento en el que en el recinto festivo no había mucha gente. En este contexto, ayer varias furgonetas de Brigada Móvil –los antidisturbios de la Ertzaintza– permanecían a la espera de recibir la orden de retirar las fotografías.

El magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 tomó la decisión de exigir la retirada de las foros a raíz de una denuncia de la asociación Dignidad y Justicia. Esta agrupación solicitó esta medida ya que, según dicen, estas imágenes constituyen un delito de «humillación» a las víctimas y de enaltecimiento del terrorismo.

En su auto, Abascal consideraba que la exhibición de esas fotografías en la txosna de Txori Barrote puede provocar un daño a las víctimas del terrorismo y a sus familiares. Es por esta razón –añadía– por lo que debe prohibirse la exhibición de estas imágenes, en las que los presos de la banda terrorista aparecían con los ojos tapados por una cinta.

Según la denuncia de Dignidad y Justicia, las fotografías de presos de ETA, «muchos de ellos condenados por asesinatos», se exhibían «de forma pública y ostentosa». Uno de ellos, el asesino de Luis Portero, padre del fundador de la asociación. Acompañando a cada foto estaba escrito el nombre de cada etarra y en el frontal de la txosna se podía leer la frase 'Euskal preso eta iheslariak etxera' (Presos vascos y huidos a casa).

En la parte trasera se hacía referencia a los miembros de la organización terrorista que se encuentran en prisión cumpliendo condena por su pertenencia o por su colaboración con la banda. También se posicionaba a favor de los etarras huidos, añade la denuncia.

Polémica constante

Según Dignidad y Justicia, «la exhibición de tales fotografías y el acto a favor de los presos de ETA se lleva haciendo con reiteración en el tiempo y durante los últimos años» en la Semana Grande de Bilbao. Todo ello «con pleno conocimiento del menoscabo y sufrimiento que ocasionan» en las víctimas del terrorismo y, por ello, con toda la intención de vilipendiar y humillar, pues año tras año se produce esta situación».

Las polémicas por la exhibición de fotos de reclusos de ETA se vienen repitiendo con frecuencia. Esta misma asociación ya ha denunciado a Txori Barrote en otras ocasiones por el mismo motivo. Y Covite, también llevó a los tribunales a otra txosna por designar de forma simbólica a una calle con el nombre de un etarra.

El PP critica a Aburto por «no tomar la iniciativa»

La presidenta del PP de Bizkaia y portavoz en el Ayuntamiento de Bilbao, Raquel González, celebró ayer la decisión de la Audiencia Nacional de ordenar retirar las fotografías de presos de ETA de Txori Barrote, pero reprochó al alcalde, Juan Mari Aburto, que «no tomara la iniciativa» después de que la formación conservadora se lo pidiera a través de un escrito el pasado viernes.

Vox también presentó ayer una denuncia en un juzgado de guardia de Bilbao en la que se reclamaba la «urgente» retirada de los carteles y fotos de presos de ETA colocados en el recinto festivo de El Arenal tras reprochar que el «trato de favor» a los reclusos es «inadmisible».

Temas

Eta, Bilbao