Eduardo Zaplana rompe su silencio para declararse inocente

"Puedo ratificar hasta la saciedad que no tengo ninguna cuenta ni ningún bien fuera de España". Son las primeras palabras del exministro desde que salió en libertad provisional el pasado 7 de febrero. A las puertas de los juzgados de Valencia, donde tiene cita para firmar cada lunes, Zaplana ha negado haber cometido irregularidad alguna: "Jamás participé en un adjudicación ilegal". Sin embargo la jueza del caso Erial, que ya le ha bloqueado 6'3 millones de euros de dos cuentas en Suiza, cree que Zaplana pudo mover hasta 10'5 millones de euros fuera de España a través de su presunto testaferro, el abogado uruguayo Fernando Belhot. Por eso mantiene la investigación abierta y el secreto de parte del sumario.