El derrumbe del Ritz pudo deberse a una «sobrecarga» en la sexta planta

Ambulancias, en el lugar del derrumbe./Virginia Carrasco
Ambulancias, en el lugar del derrumbe. / Virginia Carrasco

El Ayuntamiento de Madrid da un máximo de cinco días a la empresa de las obras del Ritz para que diga si hará las demoliciones necesarias

AGENCIASMadrid

El derrumbe en el hotel Ritz pudo deberse a una «sobrecarga» en la sexta planta del edificio que provocó el colapso del forjado y el desplome de «las sucesivas plantas» en el que murió un operario y otros once resultaron heridos, ha informado hoy el Ayuntamiento de Madrid, que advertirá a los propietarios de su obligación de asegurar «de urgencia» la zona.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha informado al inicio de la comisión municipal del ramo del motivo «más probable» por el que se produjo ayer el derrumbe en las obras de rehabilitación del hotel: una «sobrecarga» en la sexta planta.

Además, el Ayuntamiento de Madrid da un plazo de entre tres y cinco días a la empresa de las obras acometidas en el Ritz para trasladar si pueden acometer las demoliciones necesarias y si no puede hacerse cargo de ellas las realizará el Consistorio por acción sustitutoria. La factura se giraría después a la empresa, ha explicado este lunes el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en la comisión del ramo.

Calvo ha indicado que los bomberos han señalado como motivos del desplome mortal una sobrecarga en el forjado. Aún está pendiente un peritaje más exhaustivo, razón por la que hoy técnicos de control de la edificación se han trasladado hasta el lugar del siniestro para hacer un informe que aporte más datos sobre las causas que motivaron el accidente.

«La empresa tiene la obligación de garantizar las condiciones de seguridad y hacer las demoliciones necesarias para garantizar la seguridad», ha manifestado el delegado, que ha explicado que se iría a la ejecución sustitutoria por parte del Ayuntamiento «porque no se puede poner en peligro la vida de la gente».

El de ayer fue el segundo colapso mortal en Madrid en pocos meses, después del ocurrido en Martínez Campos. El delegado ha defendido que «siempre hay que intentar mejorar los procedimientos» aunque tampoco hay que generar alerta dado que la seguridad en las obras «es elevada y cada vez hay más profesionalidad».

Un trabajador de 42 años falleció y otros once resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, al derrumbarse los forjados de las obras de rehabilitación del hotel Ritz, cerrado desde febrero para acometer la reforma integral de sus instalaciones.

El concejal del Gobierno de Manuela Carmena ha confirmado que las obras para la mejora del espacio interior del hotel estaban amparadas en una licencia concedida en enero de este año por el Ayuntamiento de Madrid.

Al lugar -ha relatado Calvo- se desplazaron ayer el director general del Control de la Edificación y el jefe de servicios junto con los técnicos, que realizaron una primera visita al espacio una vez recuperado el cadáver del obrero, de origen subsahariano.

Según ha explicado el concejal madrileño, su departamento emitirá hoy un informe técnico y una orden de ejecución en la que instará a la propiedad a asegurar la zona y retirar los elementos que han quedado inestables, como restos de andamios, en un plazo de entre tres y cinco días.

«Hoy mismo se les va a notificar la orden de ejecución en mano», ha explicado José Manuel Calvo, que ha indicado que en caso de que la propiedad renuncie a intervenir se ocupará de esas labores el ayuntamiento. De hecho, su departamento ya contactó ayer con la empresa Ferrovial -encargada por contrato de las actuaciones en el centro- «para que tenga todo el material preparado por si hubiera que intervenir».

Más información

 

Fotos

Vídeos