Curiosidades de los nuevos ministros: de vivir un desahucio, a disfrutar con la bachata o coleccionar zapatos

Curiosidades de los nuevos ministros: de vivir un desahucio, a disfrutar con la bachata o coleccionar zapatos

Más allá de sus méritos profesionales y de su trayectoria, las 11 ministras y 6 ministros del Gobierno de Pedro Sánchez tienen tras de sí una vida con múltiples detalles

L.M./SUR

Dos ingenieros aeronáuticos (uno de ellos astronauta), un periodista, muchos títulados en Derecho y Economía, un maestro, dos licenciadas en Medicina, jueces… Dentro del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez podemos encontrarnos casi de todo y muchos años de experiencia acumulados en distintos ámbitos. Entre todos los nuevos ministros hay hasta cuatro de Valencia (uno de ellos es Luis Planas, desde los 80 en Andalucía y en varias ocasiones en el gobierno de la Junta), tres de Madrid, dos de Andalucía (tres si se cuenta a Luis Planas, que es valenciano de nacimiento), dos del País Vasco, dos de Cataluña, dos de Castilla León, uno de Extremadura, y una de Galicia. Pero independientemente de las profesiones y el origen y los currículums de cada uno de ellos, entre tantas personas tan diferentes hay curiosidades de sus vidas, algunas de ellas conocidas, pero que estos días pasan desapercibidas, entre tanto anuncio y datos de la trayectoria.

Entre los nuevos ministros hay quien es un ferviente seguidor de la bachata y la canta y la baila, quien es coleccionista de zapatos, quien conoció a su primera mujer en un kibutz israelí, quienes empezaron como independientes, quien tuvo que poner copas para pagarse a la carrera e incluso taurinos y antitaurinos declarados. ¿Te atreverías a decir quienes son? Difícil acertar. Ahí van algunos datos de cada uno de ellos más allá de los profesionales o académicos. Pero antes quizá un pequeño repaso en la siguiente galería para ponerles cara.

José Luis Ábalos, ministro de Fomento Hijo de novillero, padre de cinco hijos y apasionado de la bachata

José Luis Ábalos, el nuevo ministro de Fomento, es hijo de un artesano al que la Guerra Civil cortó una prometedora carrera en el mundo del toreo, donde llegó a ser novillero, Heliodoro Ábalos 'Carbonerito' . Padre de cinco hijos, que ya le han dado un nieto, es poco aficionado al deporte, pero mucho a las bachatas -cantarlas y bailarlas- y a los boleros, y le gusta viajar a Perú y a Colombia, países que conoce de su etapa como consultor de cooperación internacional. Ha sido profesor en un colegio público de Quart de Poblet (Valencia), (es licenciado en Magisterio) es un gran aficionado a la lectura, y en su discurso en la moción de censura de Podemos al presidente del Gobierno no pudo evitar introducir versos de Antonio Machado y de Jaime Gil de Biedma. Entre sus gustos musicales está la cantante peruana Chabuca Granda. Está casado en régimen de bienes gananciales.  Se afilió al PSOE en 1981.

Carmen Calvo, Vicepresidenta y ministra de Igualdad Lectora, taurina, rockera y con devoción por los zapatos

Carmen Calvo Poyato, la vicepresidenta del Gobierno de Pedro Sánchez, es un referente del feminismo. Se afilió al PSOE en 1999 y es tan aficionada a los toros, que fue la pregonera de la Goyesca de Ronda. Es una lectora compulsiva de poesía y entre sus pasiones están también los libros de otra índole. Y su gusto por los zapatos es de sobra conocido. Incluso llegó a confesar que con seis años la tuvieron que acostar con un par de zapatos porque no había manera de quitárselos. Para otra de sus aficiones, la de caminar por el campo hasta cansarse, seguro que elige los más cómodos. También es conocida su faceta de rockera, estando Bruce Sprinsteen y Bob Dylan están entre sus favoritos. «Un concierto de rock en español hace más por el castellano que el Instituto Cervantes», tituló la revista Rolling Stones en 2004. Tiene una hija y dos nietos y está separada del sociólogo Manuel Pérez Yruela, exportavoz del gobierno andaluz. Nació en Cabra, provincia de Córdoba.

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda Licenciada en Medicina y Cirugía, del Barça y de Triana

«Médica, madre de dos niñas, consejera de Hacienda y Administración Pública. Salud siempre será mi casa. Participar en la vida política es más necesario que nunca», así se define María Jesús Montero, la nueva ministra de Hacienda en su perfil de Twitter, en el que aún no ha puesto (ayer al menos) que es ministra. Y es que María Jesús Montero viene del mundo sanitario, es licenciada en Medicina y Cirugía  y máster en Gestión Hospitalaria por la Escuela de Negocios EADA, y antes de entrar en política fue subdirectora médica del Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla. Posteriormente se incorporó al también sevillano complejo sanitario Virgen del Rocío como subdierectora médica y, luego, como subdirectora gerente.

Se crió en el sevillano barrio de Triana y sus padres eran profesores. Tiene dos hijas. Es fan de Sting y entre sus aficiones resalta que le gusta leer, ir al cine, y pasear con mis hijas y con sus amigos. Afirma que le gusta el deporte, y ha declarado ser del Barça, aunque en su familia haya sevillistas y béticos. «Me hice del Barça por el baloncesto, que es mi deporte preferido», afirmaba en una de sus entrevistas donde también confesaba que le gusta el tenis, la Fórmula 1…

Y aunque le gusta la moda, confiesa que sigue su propio estilo. «Me compro ropa en Hoss y en Missey, también en Zara, o en Blanco. Voy combinando». Y cuando se le preguntó hace ya algunos años que cuál fue el día más feliz de su vida, contestó: «Quizá los días en que nacieron mis dos hijas… La maternidad te hace feliz».

Merítxell Batet, Ministra de Administraciones Públicas Sufrió un desahucio con su madre, puso copas para pagarse la carrera y se casó con un diputado del PP

Meritxell Batet, la nueva ministra de Administraciones Públicas, es profesora de Derecho Constitucional en la UPF. y cursó en su juventud estudios de piano y danza rítmica, contemporánea y clásica. Llegó a plantearse dedicarse a ello y una rotura de tobillo le hizo cambiar la clásica por la contemporánea.

Estudió gracias distintas becas y cuando era universitaria tuvo que trabajar para conseguir ingresos extra para su casa como camarera en Nick Havanna y en Bikini, dos conocidas discotecas de Barcelona. Incluso cuando vivía con su madre, fueron desahuciadas. «Los socialistas nos indignamos con los desahucios y lo digo por experiencia, sé lo que es ser desahuciado, yo lo fui con mi madre», confesaba hace un par de años.

En 2005 se casó con el diputado del PP José María Lasalle, ex secretario de Estado de Cultura en funciones. Hace unos años se divorciaron. Tiene dos hijas mellizas.

Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo Extremeña, luchadora, que superó un cáncer de mama

Nacida en Torremocha, un municipio de Cáceres que no llega a los mil habitantes, ha desarrollado la mayor parte de su carrera política en Guadalajara, donde su padre, guardia civil ya retirado, fue destinado.

Madgalena Valerio, la Ministra de Trabajo, ejerció como preparadora de opositores y como candidata a la Alcaldía del Ayuntamiento de Guadalajara en 2011, donde se llevó el peor revolcón de su carrera política. El PP sacó 16 concejales, un récord no batido desde entonces, por 8 el PSOE y 1 IU. Aun así, Valerio se quedó en el Ayuntamiento para liderar la oposición.

Hace tres años superó con tesón un cáncer de mama: ««Me recuperé genial», manifestó. Su pareja es el periodista y escritor Lorenzo Díaz, ex marido de la periodista Concha García Campoy.

Pedro Duque, Duque, Ministro de Ciencia, Innovación y Universidad Hijo de controlador aéreo, aplicado, curioso y astronauta

Pedro Duque, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidad, es el único que tiene el mismo apellido por partida doble. Pedro Duque Duque se llama. Exactamente Pedro Francisco. Y aunque nació en Madrid en 1963 es hijo de padres extremeños asentados en la capital. Concretamente, Pedro Antonio Duque y Andrea Duque, (controlador aéreo, él; maestra, ella), que son primos hermanos, de ahí los apellidos.

El nuevo ministro de Ciencia está casado con Consuelo Femenía, embajadora de España en Malta. Con ella ha tenido tres hijos.

Su primer vuelo en el espacio fue el 29 de octubre de 1998 y entonces ocupaba el puesto de ingeniero de vuelo número 3. En total ha realizado cuatro viajes espaciales. Entre sus compañeros de viaje en este vuelo destacaba John H. Glenn, el primer astronauta de los Estados Unidos con 77 años.

Le apasiona contemplar los vestigios de antiguas civilizaciones, el ciclismo y practicar submarinismo, que lo empezó a practicar durante su primer trabajo en Alemania y luego en Palma de Mallorca (su madre era profesora allí) y en el Cabo de la Nao (Jávea). De niño vio a Neil Armstrong pisar la Luna y soñó que él también viajaría al espacio.

Tiene en su haber la «Orden de la Amistad» de la Federación Rusa; la Gran Cruz del mérito aeronáutico y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Sus padres han llegado a definirlo como aplicado, curioso, y algo testarudo.

Ministro de Asuntos Exteriores Hijo de panadero, ingeniero aeronáutico y 'flechazo' en un kibbuttz israelí

Josep Borrell, el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, y miembro más veterano del actual Gobierno, tiene 71 años (se afilió en 1975 al PSOE). Nieto de un emigrado a Argentina e hijo de un panadero de humilde, soñó con ser piloto y de hecho estudió aeronáutica, siendo ingeniero de esta especialidad. Él no lo consiguió, pero uno de sus hijos, el mayor, sí lo hizo. Su otro hijo es diplomático y ambos son fruto de su primer matrimonio con la francesa Carolina Mayeur, a la que conoció tras acudir en verano a un kibbutz israelí al que fue tras ver un anuncio en 'Le Monde'.

Tras el divorcio de Mayeur, actualmente lleva más de dos décadas con Cristina Narbona, otra ex ministra socialista.

Habla al menos cuatro idiomas y, además de licenciarse como ingeniero aeronáutico cursó un primer año de perito industrial en Barcelona, carrera que no terminó. Finalmente también acabó doctorándose en Ciencias Económicas y obteniendo la Cátedra de Fundamentos de Análisis Económico en la Universidad Complutense de Madrid. También ha dedicado parte de su vida a la docencia.

Llegó a ganar unas primarias a Almunia para ser candidato del PSOE a la secretaría general y la presidencia (venció en 16 de las 21 federaciones del PSOE ) pero acabó retirándose al iniciarse una  la investigación por la Audiencia Nacional a dos antiguos colaboradores en su etapa de secretario de Estado de Hacienda. No tuvo nada que ver, pero prefirió retirarse.

Amante del aire libre, intenta no faltar a una tradición popular catalana de su pueblo natal, La Pobla del Segur, Lleida. Se trata del descenso de los 'raiers' en el río Noguera Pallaresa. Consiste en bajar por el río con una balsa de troncos.

Fue nombrado presidente del Parlamento Europeo, cargo que tuvo hasta enero de 2007.

Teresa Ribera Rodríguez, Ministra de Transición Ecológica Perfeccionista y exigente y comprometida con el cambio climático

Hija de prestigioso médico geriatra, Teresa Ribera Rodríguez, la nueva ministra de Transición Ecológica, nació en Madrid en 1969. Llegó a presidir la juventudes del Movimiento por la Paz, perteneciente a la Asociación Europea para el Desarme Nuclear y fue la directora de la Oficina Española de Cambio Climático desde 2004 a 2008 y entre 2008 y 2011 asumió la secretaría general del Cambio Climático en el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Es muy perfeccionista, según los que dicen conocerla bien y bastante exigente consigo misma. Destaca su enorme capacidad de trabajo. Está casada y tiene tres hijas. (Una de ellas estudia en Estados Unidos y la otra ha empezado la carrera de Medicina). Su marido es consejero de un organismo público.

Licenciada en Derecho y diplomada en Derecho Constitucional y Ciencia Política, Teresa Ribera es funcionaria excedente desde 2012 y ha trabajado como profesora asociada en la Universidad Autónoma de Madrid.

En junio de 2014 asumió la dirección del Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI), con sede en París, considerado el laboratorio de ideas o 'think tank' europeo más potente en materia de cambio climático y con un papel significativo en la cumbre COP 21 que finalizó con el Acuerdo de París en diciembre de 2015.

Nadia Calviño, Ministra de Economía Europeísta, apasionada y con gran reputación

La hasta ahora directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, funcionaria española de mayor rango en la Unión Europea, es gallega (A Coruña, 1968), aunque desde muy pequeña vivió en Madrid por el trabajo de su padre, que años después, José María Calviño, se convertiría en el primer director de la RTVE del primer gobierno socialista. Ella tenía entonces 14 años. Habla inglés y francés fluido y se defiende en alemán, y le encanta leer.

Nadia Calviño Santamaría es madre de cuatro hijos y se declara una trabajadora muy disciplinada. En Madrid estudió Económicas en la Complutense, donde trabajó como profesora asociada. También se graduó en Derecho por la UNED.

Su carrera en la función pública comenzó ganando unas oposiciones como técnico comercial economista del Estado en 1994. Aseguran que es una apasionada del cine clásico, también de la cocina y que tiene un carácter alegre entre amigos.

Firme europeísta, tiene una magnífica reputación fuera, y defiende que haya organismos reguladores fuertes que protejan a los consumidores. En una entrevista en La Verdad de Murcia hace unos años hablaba con pasión de su trabajo en la UE:... «O te lo tomas así o no aceptas el cargo», aseguraba al ser preguntada por su día a día. Llegaba al despacho a las ocho de la mañana, comía algo rápido -en Bruselas, el bocadillo más o menos sano es una religión; eso de parar dos horas a almorzar es inconcebible- y a las siete de la tarde «se autoimponía» ir a casa. «Mi conciliación es como la de cualquier otra madre trabajadora», matizaba. Y cuando los niños ya están en la cama, «vuelvo a trabajar un rato». «O se está o no se está», justifica. «Eso sí, el fin de semana procuro no hacerlo», bromeaba.

Margarita Robles, Ministra de Defensa Independiente, tenaz, pionera y celosa con su vida privada

María Margarita Robles Fernández nació en León en 1956. Jueza de profesión, a lo largo de su carrera ha sido pionera en varios terrenos. Jueza número uno de su promoción, fue la primera mujer que presidió una sala de lo contencioso-administrativo, la primera en presidir una audiencia, la de Barcelona, y la tercera mujer en llegar al Tribunal Supremo.

Muy celosa de su intimidad, está soltera y sin hijos y muchos la consideran una trabajadora tenaz y minuciosa. Se convirtió en la primera mujer que presidió una audiencia provincial, la de Barcelona, y cuando accedió a la judicatura era la cuarta mujer que lo hacía en España. Tenía entonces 23 años.

Su autonomía (no tiene carnet de militante) le ha granjeado no pocas enemistades en momentos complicados. Se le conocen pocas aficiones. Sí le gusta viajar a destinos lejanos y se sabe que solía cuidarse con visitas un par de veces al gimnasio. En cuestiones de moda, los que la siguen, aseguran que le gustan los pañuelos y fulares al igual que a María Teresa Fernández de la Vega. También las cazadoras.

Maxim Huerta, Ministro de Cultura Vértigo televisivo, fascinación por la política y ocho libros ya publicados

Nacido en Utiel, Valencia, el 26 de enero de 1971, Maxim Huerta, es periodista y escritor, y ha sido presentador de Informativos en Telecinco, Canal 9 y copresentador de El Programa de Ana Rosa. En 2014 ganó el Premio Primavera por su novela La noche soñada y ha publicado un total de 8 libros. Considera a Ana María Matute como su 'maestra'.

Dejó la televisión porque según confesó le daba pudor, vértigo y le quitaba el sueño. Y cuando se le preguntaba hace años por su posible vocación política no ocultaba su interés por llegar a ella. ¿Saltaría a la política?, le preguntaba en los periódicos de Vocento Ester Requena en una entrevista veraniega.

-«La política me fascina. En serio ser alcalde de Valencia me parece algo fantástico», afirmaba. Dicha respuesta la daba en 2011, siete años después su entrada a la política ha sido por una puerta mucho más grande que la municipal: un ministerio. En esa misma entrevista confesaba que tenía una amplia colección de Kens, el compañero de Barbie.

Tiene varios tatuajes: el final de una carta de su madre, un faro, un barco de papel y un ancla. Los considera 'marcas' de vida. Año tras año sale en la lista de personalidades gays más influyentes de España que publica el periódico El Mundo.

María Reyes Maroto Illera, ministra de Industria Feminista, discreta y apegada a su tierra

«Siempre destacó por ser muy inteligente». Con esta frase, los vecinos de la pequeña localidad vallisoletana de Ataquines describen a María Reyes Maroto Illera, nueva Ministra de Industria, Comercio y Turismo. Allí comenzó sus estudios, en este núcleo del que también fue pregonera y donde viven sus padres y donde suele pasar tiempo los veranos. (curiosamente de este municipio también era el padre de Isabel García Tejerina, la ya exministra de Agricultura del PP con Mariano Rajoy). María Reyes Maroto nació en Medina del Campo en (Valladolid) 1973 y es la mediana de tres hermanos y madre de dos hijos, según informa el Norte de Castilla..

Feminista y miembro del Instituto de Estudios de Género de la UC3M, es hija de una familia de padre agricultor «ya jubilado» y madre ama de casa, María Reyes es desde octubre de 2017 Secretaria del Área de Desarrollo Sostenible en de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Se licenció en 2006 en Economía, Econometría y Economía Cuantitativa. Una vez finalizada esta etapa, se desplazó hasta Madrid donde realizo un Postgrado en Economía

Discreta, inteligente, «una chica con mucho potencial» y «siempre a la vanguardia de los temas importantes que preocupan a la sociedad», son algunas de las características que destacan los amigos y conocidos de esta vallisoletana. Maroto se sumó como independiente en la candidatura de Ángel Gabilondo a la Comunidad de Madrid. De hecho, Maroto es afiliada del PSOE solo desde agosto del año pasado.

Fernando Grande-Marlaska Meticuloso, de gran talante, e instructor de casos mediáticos

Nacido en Bilbao en 1962, su nombramiento casuó sorpresa en algunos círculos del PSOE al considerarlo más cercano al PP que a posiciones progresistas. Con una carrera y biografía personal compleja, poliédrica y mediática, fue azote de ETA y está bien considerado por las víctimas del terrorismo, según publica El Correo.

En 1988, con apenas 26 años, ejercía en el juzgado de Santoña. En principio un destino 'fácil' hasta que Rafael Escobedo, yerno de los marqueses de Urquijo, apareció muerto en la cárcel de El Dueso. Tuvo que encargarse de un caso sobre el que corrieron ríos de tinta.

Tras Santoña llegó a Bilbao y, como otros muchos profesionales, se vio obligado a abandonar el País Vasco por la presión terrorista. Era 2003. Con anterioridad, ETA lo había convertido en objetivo tras archivar un caso en el que dos etarras fallecieron en un tiroteo con la Guardia Civil.

Con fama de meticuloso, por su talante y su cercanía, la AVT le entregó una de sus medallas más relevantes. También el Gobierno francéslo ha reconocido con la Legión de Honor.

En julio de 2007 archivó el caso por el accidente del Yak-42 que costó la vida a 62 militares españoles cuatro años antes. La Audiencia Nacional revocó esta decisión poco después y reabrió la causa.

En 2006 hizo pública su homosexualidad. Un año antes, poco después de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero legalizase el matrimonio gay, Marlaska se casó con Gorka, su pareja desde hacía varios años. Nunca se escondió.

En un libro autobiográfico publicado en 2017, 'Ni pena ni miedo', explicaba cómo había salido del armario y cómo durante años aquello quebró su vida familiar. «Había que contárselo a mamá. Creí que había que hacerlo y lo hice, eufórico. Yo tenía 35 años. Su reacción fue la peor posible: se agarró de los pelos, se metió en la cama vestida y estuvo quince días sin salir». En un relato duro, sin edulcorar, Marlaska desnudaba su vida. «Rompí con todos ellos, con toda mi familia. Fue una ruptura muy dolorosa, sobre todo porque nunca había vivido presiones familiares de ningún tipo, ni religiosas ni ideológicas». Aquella fractura se prolongó seis años. Entre 1998 y 2004. Con su familia distanciada, obligado a salir de Euskadi, Marlaska se refugió en Gorka, con el que lleva dos décadas.

Luis Planas, ministro de Agricultura Andaluz de adopción, discreto y cordial y amante del arte contemporáneo

Nacido en Valencia en 1952, su vinculación con Andalucía arranca desde 1980, cuando después de licenciarse en Derecho y aprobar las oposiciones a inspector de Trabajo tuvo Córdoba como destino. En Córdoba, de donde también es Carmen Calvo, tenía su casa con vistas a la Mezquita.

Luis Planas Puchades se presentó en 2013 por sorpresa a las primarias que montó José Antonio Griñán cuando decidió dejar el liderazgo en el PSOE de Andalucía, pero no llegó a conseguir los avales suficientes para competir con Susana Díaz. Su jefe de campaña de entonces fue Alfonso Rodríguez de Celis, hoy en la Ejecutiva de Pedro Sánchez.

La mitad de su vida política se ha desarrollado en Bruselas, durante 20 años en total. Planas fue cinco años diputado en el Congreso y estuvo siete en el europarlamento, en funciones de secretario del grupo de los socialistas españoles. También ha sido durante seis años embajador en Marruecos, el país extracomunitario principal competidor con la agricultura española.

Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia, es militante del PSOE desde 1982. Fue diputado por Córdoba en el Congreso entre 1982 y 1987. Está casado y tiene dos hijos.

«Una persona educada, pero un poco blanda en las negociaciones», así se autodefinía en algunas de las entrevistas durante su carrera. Los que lo conocen aseguran que le apasiona el arte contemporáneo, la lectura y los viajes. Dicen que es discreto y cordial y su talante de mano tendida en las negociaciones es otro punto que resaltan a su favor. Fue secretario general del PSOE de Córdoba y lleva militando más de tres décadas en el partido.

Dolores Delgado, ministra de Justicia Vocación de periodista, progresista y más técnica que política

Aunque se planteó ser periodista,a Dolores Delgado (Madrid, 1962), actual ministra de Justicia, alguien le dijo una vez que si estudiaba Derecho podría ser eso y lo que quisiera. Empezó a trabajar en un despacho en Barcelona y, en 1987, decidió opositar. Se lo preparó y ese mismo año aprobó. Desde entonces, lleva 25 años entre los muros de la Audiencia Nacional. Hasta ser nombrada ministra, como fiscal coordinadora contra el terrorismo yihadista.

En su cuenta de Twitter, al menos hasta ayer, aparecía como 'Lola' y está casada con Jordi Valls, un gran aficionado a la fotografía y tiene dos hijos. En el que era su despacho tenía colgadas su coloristas obras.

Conocida por sus amigos y detractores como el «alter ego femenino de Garzón», esta «fiscala de la Audiencia Nacional» (así se hacía presentar en la nota de prensa del Gobierno) es progresista y generadora de simpatías por su trato cercano.

Incisiva en los jucios de terrorismo, su pasión más profunda es la defensa de la justicia universal y se considera más una técnica que política.

Entra las cosas más dura que ha tenido que escuchar es lo que respondió su hijo mayor cuándo le preguntaron que por qué su madre no iba a las reuniones de la Primera Comunión: «Mi mamá tiene un montón de problemas con la policía, los abogados y las drogas». Así lo confesaba en el suplemento YoDona de El Mundo. Por aquel entonces estaba en la Fiscalía Antidroga y eran constantes las operaciones policiales y los juicios.

Sabe lo que es el alzheimer pues sus padres se vieron afectados por la enfermedad.

Isabel Celaá. ministra de Educación y portavoz Catedrática de Filología inglesa y consejera en el País Vasco

Isabel Celaá (Bilbao, 1949) se ha convertido en la nueva ministra de Educación y en la portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez. Es catedrática de Lengua y Literatura Inglesa y Licenciada en Derecho, Filosofía y Filología Inglesa y acumula casi tres décadas en el partido a pesar de que su vocación desde que era niña era ser profesora de inglés. Hace gala de su especial vinculación con la cultura irlandesa, que iniciaron sus padres al enviarle los veranos a Belfast y Dublín para perfeccionar el idioma. Celaá, casada y con dos hijas, asume sin problemas su militancia de izquierdas con su condición de católica practicante .

Celaá, a quien el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero también tuvo en cartera en las recomposiciones de su Gabinete, es una firme defensora de la escuela pública como herramienta fundamental «en la igualdad de oportunidades», pero interpreta que esa lucha por la equidad no debe estar reñida con la excelencia.

Durante su periodo al frente de la consejería denunció el adoctrinamiento nacionalista en la enseñanza.

Isabel Celaá atesora formación, experiencia política y un pasado como viceconsejera de Educación a comienzos de los años 90, cuando Fernando Buesa era el titular del departamento. Vivió los atentados contra su dos jefes: Buesa, que murió asesinado por un coche bomba en el año 2000, y José Ramón Recalde, al que ETA le pegó un tiro en la cara pero sobrevivió.

Ha publicado ensayos en inglés sobre poesía y novela.

Carmen Montón, Ministra de Sanidad Doctora, solidaria y defensora de la Sanidad pública

Carmen Montón Giménez nació un 9 de marzo de 1976 en Burjassot (Valencia). Es la segunda ministra de Sanidad más joven, después de Leire Pajín.

Es licenciada en Medicina por la Universidad de Valencia, nunca ha llegado a ejercer al estar ligada a la política. Está casada con Alberto Hernández por la vía civil y en común tienen una hija. Se estrenó como concejal de Cultura en Burjasot en 1999, pero pronto dio el salto a Madrid como diputada.

Desde la Conselleria de Sanidad Valenciana ha mantenido un fuerte pulso para revertir la colaboración público-privada impulsada en las últimas décadas de gobierno del PP y acabar con los conciertos sanitarios, incluso con miembros de su propio partido.

Durante su paso por el Gobierno valenciano, Montón ha mantenido una relación tensa con Mónica Oltra, la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís. La segunda afeó a la primera el «fichaje» de su marido, Alberto Hernández, como gerente de Egevasa, una empresa de aguas con capital público dependiente de la Diputación de Valencia. El marido de Montón renunció al cargo.

Suele compartir obras de arte en su cuenta de Instagram, donde también en septiembre de 2017 suele compartir lienzos. Fue precisamente en esta red social donde colgó una foto en la que aparecía con una melena corta. En ella explicaba decidió donar su melena para pacientes con cáncer. «Un pequeño gesto solidario al que os animo», decía asi en su post.

Más