Cuixart: «Ya no hay condena que me doblegue»

El presidente de Òmnium y Jordi Sànchez cumplen 300 días en prisión con mensajes de ánimo a los independentistas

R. C. BARCELONA.

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, cumplieron ayer 300 días en prisión lanzando mensajes de ánimo al soberanismo y de agradecimiento por las movilizaciones y las muestras de apoyo que han recibido para reclamar su libertad.

A través de un mensaje en Twitter, Sànchez destacó: «300 días sin mi familia, 300 días de vergüenza de un Estado, 300 días de dignidad de tanta gente en la calle pidiendo libertad y democracia. ¡Gracias por no olvidarnos! ¡Luz en los ojos y fuerza en el brazo!».

A su vez, en una carta enviada a los socios de Òmnium con motivo de sus 300 días en prisión, Cuixart remarcó que, pese a la «represión» sobre el independentismo, «no sólo se puede vencer sino que se está venciendo». Según Cuixart, ahora el independentismo necesita «enriquecer liderazgos y alcanzar los grandes consensos que tantos resultados han dado siempre».

En relación con el juicio que afrontará en los próximos meses, Cuixart valoró que se trata de «un caso único de represión ideológica y cultural dentro de la Unión Europea», informó Òmnium en un comunicado. Esta declaración se enmarca dentro de la estrategia manifiesta del independentismo de provocar una intervención de las autoridades de Bruselas o los estados miembros en Cataluña, un objetivo que hasta ahora no se ha cumplido.

En opinión de Cuixart, la actitud durante el juicio no debe ser de defenderse, sino de «acusar al Estado de vulneración flagrante de los derechos fundamentales» y apelar a la opinión pública para «no blanquear la barbaridad jurídica de acusaciones desproporcionadas y sin fundamento». El presidente de Òmnium señala que vive en la cárcel «con felicidad y plenitud» y recalcó: «Ya hace meses que no hay condena que me haga doblegar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos