El Constitucional rechaza suspender la votación del Parlament que vetó a Iceta ser senador

M. BALÍN

madrid. Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes, no ha conseguido corregir el sistema de votación aprobado por la Mesa del Parlament que lo dejó fuera del Senado y, a la postre, sin la posibilidad de presidir la Cámara. El diputado autonómico catalán vio ayer cómo el Tribunal Constitucional, por unanimidad, rechazó suspender la citada votación del 16 de mayo, reclamada por el PSC como medida cautelar en su recurso de amparo presentado ante la corte.

En el citado acuerdo de la Mesa se decidió el sistema de elección de papeletas secretas para designar a los senadores de la Generalitat. Hasta la fecha existía un pacto no escrito mediante el cual se nominaba a los candidatos que proponía cada partido. Sin embargo, con Iceta se cambiaron las reglas del juego tras anunciarse que presidiría el Senado y no consiguió los votos mínimos del Pleno del Parlament, después de que la mayoría independentista votara en contra y Ciudadanos se abstuviera.