El Constitucional acepta resolver el recurso de Iceta, pero no suspende la votación del veto

M. B.

madrid. El Tribunal Constitucional (TC) aceptó ayer resolver el recurso de amparo presentado por el PSC tras el veto de los grupos independentistas en el Parlament a la designación de su líder, Miquel Iceta, como senador.

Por unanimidad, el Pleno de la corte de garantías -formado por todos los magistrados- admitió el recurso pero no se pronunció sobre las medidas cautelares solicitadas por los socialistas catalanes, que se resolverán más adelante. Entre ellas estaba suspender el acuerdo adoptado por la Mesa del Parlament sobre el sistema de votación, electrónico y secreto, para la elección de sus senadores autonómicos.

Los magistrados justificaron la admisión del recurso de amparo presentado, con la opinión contraria de letrados del Constitucional, en que este asunto «trasciende del caso concreto porque pudiera tener unas consecuencias políticas generales». Además, alegaron, existe una «especial trascendencia constitucional porque plantea un problema o afecta a una faceta de un derecho fundamental sobre el que no hay doctrina» en el órgano.

Medidas cautelares

La admisión supone que acceden a estudiar el recurso en un futuro, que será cuando se pronuncien en sentencia sobre si amparan o no a Iceta tras el veto del Parlament a su designación como senador. Un paso previo necesario para haber optado (ya no) a la presidencia de la Cámara alta.

Sobre las medidas cautelares reclamadas por el PSC, el Pleno decidió abrir una pieza separada para estudiar la petición y dio un plazo de tres días tanto a la Fiscalía como a los propios recurrentes para que presenten las alegaciones oportunas.