Comienza el juicio de la trama Gúrtel en Valencia

Francisco Correa ya hizo su confesión: "hicimos cosas irregulares en Valencia con la financiación del partido". Hoy, vuelve a la Audiencia Nacional con la intención de no callarse nada, en un intento de rebajar los 24 años y seis meses que la Fiscalía pide para él. Dice que fue por organizar los mítines del PP valenciano en las autonómicas de 2007 y las generales del 2008. Los populares le pagaron en parte con dinero "b" y en parte con facturas ficticias. Se las cargaron a 9 empresarios que ya han reconocido que pagaron 1,2 millones de euros en lugar del PP, para asegurarse ser contratados por el gobierno de Camps. El expresident, está fuera de este caso. Irá como testigo, pero aparece también en su confesión. Dice Correa que él les propuso trabajar en Valencia. Dos miembros del núcleo duro de Camps, Rambla y Costa, se sentarán en el banquillo. En total, 20 acusados de delitos electorales, falsedad en documento mercantil y delitos fiscales. Está previsto que el juicio concluya el próximo 6 de abril tras 22 sesiones. -Redacción-