Coches viejos y deudas con los bancos

R. G.MADRID.

Los coches de los ministros no son nada espectacular y, además, son bastante vetustos. Solo la titular de Trabajo ha declarado en el registro de bienes del Congreso que no tienen automóvil.

El ministro del Interior tiene los vehículos más llamativos, un BMW comprado en 2015 y un Mini Cooper de hace dos años. Pedro Duque no detalla la marca de su coche, solo dice que lo compró en 2011 así como «una barca» adquirida en 2013. Teresa Ribera declara dos Peugeot comprados en 2001y 2011. El resto tiene un solo coche, que van desde un Dacia de Guirao al Audi de hace 21 años de Carcedo o al Toyota de segunda mano comprado hace 16 años por Ábalos. Ningún miembro del Consejo de Ministros declara tener moto, y la única embarcación es la del ministro de Ciencia.

La mitad de los ministros con escaño tienen deudas con los bancos. La que más debe es la titular de Justicia, 477.000 euros de un crédito de 518.000 contraído hace tres años, le sigue el de Fomento, con 208.422, y la de Educación y portavoz del Gobierno, 145.051. La vicepresidenta debe al banco 127.517 euros, la ministra de Hacienda, 117.185, la de Industria, 76.299, y el de Agricultura, 23.223.

En cambio, no tienen obligaciones con los bancos los responsables de Ciencia, Interior, Cultura, Trabajo, Transición Ecológica, Sanidad y Defensa.