Catalá: "Si la toma de posesión tiene algún defecto formal, habrá que subsanar los errores"

En el acto de la toma de posesión de Quim Torra como presidente de la Generalitat nada se ha dejado al azar. En esta ocasión se pretendía que el representante del Ejecutivo fuera un director general, pero Moncloa se ha negado. Pero no se lo toman a mal, porque lo importante es, como ha dicho el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "que cuanto antes se formase Gobierno en Cataluña y empezasen a gestionar los asuntos generales de todos los catalanes, de acuerdo con la Constitución y con el Estatuto de Autonomía, si la toma de posesión tiene algún defecto formal, habrá que evaluarlo para promover la subsanación de esos errores". Porque Torra, como Puigdemont, ha prometido sin acatar expresamente la Constitución.-Redacción-