Casado reivindica como propios los temas centrales de Vox

Casado reivindica como propios los temas centrales de Vox

El PP actualizará en su convención de esta semana el programa con el que aspira a marcar territorio frente a la extrema derecha y Ciudadanos

NURIA VEGAMadrid

Renovada la cúpula y designados los candidatos a las elecciones municipales y autonómicas de mayo, el PP revisará este fin de semana, en una convención en Madrid, el programa con que el que espera marcar territorio frente a Vox y Ciudadanos. Se completa así la hoja de ruta con la que Pablo Casado quiere poner a punto al partido para los comicios. Y la expectativa se centra en cuánto virará el mensaje de los populares para frenar a la extrema derecha. De momento, el líder de los conservadores reivindica como propios aquellos temas en los que ha incidido la formación de Santiago Abascal.

Existe una preocupación en los territorios, donde cargos del PP advierten sobre el riesgo de prestar demasiada atención a Vox y extremar el discurso. «Entre el original y la copia, la gente siempre elige el primero», advierten fuentes populares. Pero, tal y como lo ve Casado, no hay más «original» que su partido. «Habrá que preguntar a Vox si juega a PP -ha replicado en una entrevista en la Cadena Cope-, porque, si se revisa todo lo que he venido diciendo en los últimos años, se podrá ver que yo digo exactamente lo mismo. Es más, antes de que Vox tuviera representación parlamentaria en Andalucía, en agosto era el PP el que hablaba de inmigración, de bajada de impuestos, de pensar en la persona sin colectivismos, sin etiquetar a las mujeres, a ningún español, por su edad, género, procedencia, orientacion sexual o raza o quien hablaba de una educación en libertad sin imposiciones».

Algunos de estos asuntos, con los que Casado llegó a la presidencia del partido y en los que ha incidido después de las primarias, tomarán una relevancia especial en el cónclave de esta semana, coordinado por el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien para muchos en el PP representa la búsqueda de la centralidad y tendrá la oportunidad de realizar un discurso político en la convención. El líder de los populares, sin embargo, ha negado que el dirigente gallego encabece una sensibilidad distinta en la formación. «No, sólo hay que escuchar su política fiscal y la idea que tiene de España», ha zanjado.

Del mismo modo, ha negado esta mañana que haya algún riesgo de quiebra en el PP por falta de integración de proyectos tras las primarias del pasado mes de julio. «La unión está garantizada -ha insistido- y no hay más que ver los candidatos que se han nombrado». Casado, además, ha evitado pronunciarse sobre si Soraya Sáenz de Santamaría habría sido una buena aspirante para el Ayuntamiento de Madrid. Designado ya el cabeza de cartel de los populares, ha defendido a José Luis Martínez-Almeida como «el mejor».