Casado proclama la «unidad» del PP pese al malestar interno por las listas

Casado gesticula ayer durante el acto de presentación de sus números uno al Congreso en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. :: V. Lerena / efe/
Casado gesticula ayer durante el acto de presentación de sus números uno al Congreso en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. :: V. Lerena / efe

El presidente de los populares defiende no haber dejado a nadie «descolgado» aunque apenas quedan vestigios de Rajoy

NURIA VEGA MADRID.

Hubo una reunión, la del 26 de febrero, la última del grupo parlamentario del PP antes de la disolución de las Cortes, en la que Pablo Casado trasladó a sus diputados una promesa. «Nadie -dijo- se va a quedar atrás». Dos semanas después, el listado de sus números uno al Congreso apenas recoge vestigios del mandato de Mariano Rajoy ni rastro de quienes sostuvieron a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias de julio. El líder de los populares, sin embargo, defendió ayer haber sido fiel a la palabra dada en una jornada de evidente malestar en algunos sectores de la formación. «Hemos cumplido -sostuvo- el compromiso de que nadie se quede descolgado».

Argumentó que aún hay espacio y tarea pendiente para «nutrir» las listas, nombrar a quienes le arroparán en la papeleta de Madrid, designar a los aspirantes al Parlamento Europeo y también al Senado. Entre los aspirantes a la Cámara alta incluirá al hombre de confianza de Rajoy en Génova y que optó por la exvicepresidenta en la batalla por el liderazgo, Fernando Martínez-Maillo, apartado de las candidaturas al Congreso. «¿Eso era realmente necesario?», se preguntaba ayer un representante de los populares. «No puedes tirar por la ventana a quien fue el coordinador general del partido», añadió un cargo territorial.

El presidente del PP no aceptó, en todo caso, ninguna acusación interna de «purga». «El partido está unido, orgulloso de su pasado y, sobre todo, ambicioso con su futuro», zanjó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid rodeado de sus cabezas de lista. Incluso se dirigió a quienes han dejado atrás su actividad pública. Algunos de los que integraron el círculo de confianza de Sáenz de Santamaría han acabado retirándose al no encontrar un lugar en el nuevo proyecto. Esta semana anunciaron su adiós los exministros Íñigo Méndez de Vigo y Fátima Báñez. «A aquellos que han abandonado la vocación política, les tengo que agradecer el cómo lo han hecho de acuerdo con la dirección nacional, con el cariño, afecto y respeto con el que lo han comunicado y el compromiso generoso de seguir vinculados en la campaña», trasladó Casado.

EL FUTUROC. Álvarez de Toledo Número uno por BarcelonaJuan José Cortés Cabeza de lista por HuelvaPablo Montesinos Número uno por MálagaAna Pastor Cabeza de lista por PontevedraEl líder de los populares culmina con la confección de las candidaturas la construcción del nuevo PPEL PASADOF. Martínez-Maillo Excoordinador general del PPFátima Báñez Exministra de Empleo J. M. García Margallo Exministro de Asuntos ExterioresCarlos Floriano Exvicesecretario de OrganizaciónÁlvarez de Toledo ve en su elección como uno por Barcelona un «gesto de impugnación» del 'procés'

La fotografía de hoy es, desde luego, la del partido que ha ido construyendo desde su victoria. La transformación ha sido una obra en tres actos, que comenzó con la proclamación de Casado en julio, siguió con la convención ideológica de enero y concluye ahora con la elaboración de las listas electorales.

Con la designación de sus números uno ha puesto las bases del que será su grupo parlamentario, encabezado en cada circunscripción mayoritariamente por perfiles de su confianza. Un grupo, señalan fuentes populares, en el que se reducen las posibilidades de discrepancia interna. Pero con el diseño de unas candidaturas a su medida, también asume, recuerdan, por completo, «el éxito o el fracaso» que obtenga en las urnas. Porque desde algunas direcciones provinciales lamentaban ayer que Génova hubiera asumido, prácticamente «en exclusiva», la tarea de nombrar a los primeros de las listas.

«Cuando uno renueva, y renueva para bien, el cambio siempre es a mejor», defendió el vicesecretario de Organización, Javier Maroto. Sus antecesores en el cargo han dejado de encabezar las planchas electorales. No sólo es el caso de Martínez-Maillo. Tampoco Carlos Floriano aparece por Cáceres. Del entorno de Rajoy sólo sobrevive Ana Pastor. La imagen pública de la presidenta del Congreso está en uno de sus mejores momentos.

«Que nadie pierda tiempo en interpretaciones -quiso pasar página Casado y centrarse en la campaña- que nadie pierda tiempo en 'fake news' o en intentar dividirnos ni en intentar distraernos». Tal y como ve al PP, es un partido, dijo, «centrado, moderado, liberal, conservador y patriota». «Creado, refundado y ahora renovado», añadió para la historia de la formación.

Contra el secesionismo

Junto a Casado, sólo intervino la número uno de la lista del PP por Barcelona como muestra de la trascendencia que los populares conceden al desafío secesionista en este campaña. Cayetana Álvarez de Toledo defendió su candidatura pese a no ser, subrayó, de Cataluña: «Este gesto es una impugnación del proyecto nacionalista». Definió el 'procés' como un «gigantesco proyecto de extranjería, xenofobia e intolerancia» y pidió la «máxima movilización» y «apoyo» de los suyos. También su elección ha sido cuestionada por algunos dirigentes populares que recuerdan que rompió en 2015 con Mariano Rajoy y expresó en público su desacuerdo.

En la primera fila se sentaban ayer otras incorporaciones a las listas. Es el caso del cabeza de cartel por Málaga, el periodista Pablo Montesinos, y el número uno por Huelva, el independiente Juan José Cortés. El fichaje del padre de Mariluz, la niña asesinada en 2008, también ha causado cierto revuelo interno.

Vuelve «a casa» tras romper con el proyecto de Rajoy en 2015.

El padre de Mariluz encabeza la defensa de la prisión permanente.

Periodista de 'Libertad Digital', salta a la política a propuesta de Casado.

La presidenta del Congreso es de los pocos 'marianistas' que sigue.

Apartado de la lista de Zamora al Congreso, optará ahora al Senado.

Persona de confianza de Santamaría, dejó el viernes la política.

Encabezó en 2016 la listade Alicante y aún podría ir a Europa.

La dirección no le ha renovado como número uno por Cáceres.