Casado corrige a Pastor sobre la presencia de Torra en el Congreso

R. G. MADRID.

El líder del PP, Pablo Casado, puntualizó a su compañera y presidenta del Congreso, Ana Pastor, que si el presidente de la Generalitat acude a la Cámara debe ser tratado como cualquier otro gobernante autonómico, y no como el representante de un país extranjero, y su propuesta, por tanto, deberá ser votada por los diputados.

La invitación a Quim Torra para que acuda al Congreso lleva camino de convertirse en un culebrón estéril porque lo más probable es que el presidente catalán no acuda a la Cámara. Pero hasta que llegue ese momento, se ha generado una intensa polémica. La sugerencia de Pastor de que Torra podría exponer sus planes sin necesidad de que fueran votados supone un trato distinto al que se ofreció a Puigdemont y al que se dio al lehendakari Juan José Ibarretxe. Casado, que ignoraba que la presidenta iba a formular la invitación, advirtió de que no puede ser así y que se deberá votar. Tesis a la que se sumó Ciudadanos.

La presidenta de la Cámara no volvió a defender ayer la idea de la comparecencia sin votación, y se limitó a decir que el Congreso «está abierto al señor Torra en el marco de la ley y el reglamento del Congreso».

El Gobierno de Pedro Sánchez apoyó «totalmente» la oferta y sugirió que la comparecencia se haga en una comisión parlamentaria, que no obliga a celebrar una votación. La Moncloa cree que lo «lógico» sería que la intervención de Torra, si acepta la invitación, se desarrollase en la comisión de estudio sobre el modelo autonómico creada a instancias del PSOE a finales de 2017. El Gobierno, no obstante, tampoco se cierra a otros formatos parlamentarios porque lo relevante es que haya diálogo y contraste de ideas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos