Carmena e Iglesias se reúnen para llegar a un consenso en Madrid

La alcaldesa convoca una rueda de prensa para oficializar sus planes con la duda de si va a concurrir al frente de una agrupación de electores

R. C.

madrid. Manuela Carmena deshojará hoy a las doce del mediodía la margarita del poder. La alcaldesa de Madrid ha convocado una rueda de prensa en el Palacio de Cibeles para confirmar que optará a la reelección en los próximos comicios municipales de Madrid. Lo que sitúa a los partidos en una larga precampaña electoral que desembocará en las urnas en mayo de 2019.

Según adelantó ayer 'El País', la regidora planea presentarse como cabeza de cartel, no de un partido, sino de una agrupación de electores en la que tendrían cabida representantes políticos, pero también independientes bajo su coordinación. Una fórmula que le permitiría esta vez tomar las riendas de su propio equipo y mitigar así los numerosos desencuentros internos que ha tenido que gestionar.

En mayo de 2015, Carmena se presentó a las elecciones con la marca Ahora Madrid, una coalición conformada por Podemos, IU y asociaciones vecinales y ciudadanas. Y su intención de cambiar de formato no ha sentado bien a algunos ediles -agrupados en Ganemos- que reivindican primarias. Es el caso de Pablo Carmona y Rommy Arce, que defendieron ayer como punto central de su programa político la «democracia interna» para no caer en el «cesarismo». «Bienvenidas a la monarquía municipalista de Madrid», censuró el primero de ellos en Twitter.

Podemos lo celebra

La alcaldesa tenía, en todo caso, una conversación pendiente con Pablo Iglesias, que, según informa Efe, se produjo ayer por la tarde. Con él habría cerrado los flecos de su propuesta. Al menos en lo referente a tomar el control de la lista, aunque la fórmula exacta podría concretarse más adelante. Desde luego, Podemos acogió ayer como una «excelente noticia» y con entusiasmo que Carmena quiera volver a intentarlo. El secretario de Análisis Estratégico de la formación, Íñigo Errejón, confió en que sirva para una segunda legislatura «de cambio político, transparencia, amabilidad de la ciudad y honradez del Ayuntamiento (...) Incluso a gente que no es de Madrid le gustaría poder votarle».

Mientras, ni el PSOE ni el PP tienen un candidato propuesto para una de las plazas más relevantes en juego en las próximas elecciones. Los populares recurrirán a los sondeos para testar a sus posibles aspirantes y resolver si es mejor un fichaje o una promoción interna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos