Camps comparecerá como investigado el 30 de enero en el 'caso Gürtel' por los contratos con la red

M. B.

madrid. El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha sido citado a declarar el próximo 30 de enero en calidad de investigado ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata para responder por el contrato adjudicado a Orange Market, empresa valenciana de la trama 'Gürtel', para la instalación del puesto de la comunidad en la edición de Fitur de 2009.

En una providencia, el juez citó ayer a Camps y a otras 12 personas entre testigos e investigados del 28 al 30 de enero. Destacan el propio Correa, su número dos Pablo Crespo, Álvaro Pérez 'el Bigotes', Dora Ibars (exalto cargo de la Generalitat), Ricardo Costa o la exvicepresidenta de Camps, Paula Sánchez de León, estos dos últimos como testigos.

Camps está investigado en la pieza separada número cinco del 'caso Gürtel' desde el pasado 17 de diciembre por los delitos de prevaricación administrativa y fraude a la administración, «sin perjuicio de que pudiera resultar su participación criminal en la adjudicación y/o pago de otras contrataciones irregulares que no hubieran prescrito».

El juez acordó su investigación tras la reapertura de la causa por orden de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a raíz de las revelaciones que hicieron Ricardo Costa, Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez en el juicio por la financiación ilegal de las campañas electorales del PP en la Comunidad Valenciana. Concretamente, Costa reveló que el PP valenciano se financió con dinero negro y que era Camps el que ordenaba adjudicar los contratos públicos a las empresas de Francisco Correa.