Sin aumento de becas ni baja paternal de 8 semanas

La falta de Presupuestos deja sin aprobar decenas de medidas sociales y fiscales que estaban planteadas desde que Sánchez pisó la Moncloa

EDURNE MARTÍNEZ

madrid. La batería de medidas de carácter social y fiscal que propuso el Gobierno en su proyecto de Presupuestos no verán la luz, sin contar con los reales decretos que se pudieran aprobar hasta la convocatoria de elecciones. El Ejecutivo, que sabía la cantidad de obstáculos que se avecinaban, decidió aprobar por real decreto las medidas más importantes antes de que finalizara el año. Así, la subida de las pensiones un 1,6%, el aumento del sueldo a los funcionarios un 2,5% y la subida del salario mínimo a 900 euros, se aplican desde el 1 de enero aun sin PGE. A continuación, las medidas clave que quedan en el aire:

Paternidad. El proyecto incluía la ampliación del permiso paternal este año de 5 a 8 semanas, en 2020 a 12 y en 2021 se llegaría a las 16 semanas, igual que la madre. Hacienda confirmó que en 2019 solo tendrían 8 semanas los padres de hijos nacidos después de la aprobación de las cuentas, sin efecto retroactivo, por lo que el permiso seguirá siendo de 5 semanas todo el año.

Vivienda. Fomento invertiría 137 millones para poner en el mercado 20.000 viviendas en alquiler a precio asequible para familias con ingresos limitados en ciudades con mayor tensión en precios.

Dependencia. El proyecto incluía una partida de 515 millones para Dependencia, un incremento del 40% para mejorar las cuantías que reciben las personas dependientes. Además, se recuperaba la cotización a la Seguridad Social para los cuidadores tras su derogación en 2012.

Empresas. Los PGE establecían un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para las empresas que facturen más de 20 millones. La cara amable se la llevaban las pequeñas empresas de menos de 1 millón de facturación, que verían reducida su tasa del 25% al 23%.

IVA. Las cuentas incluían una rebaja del IVA en los productos de higiene femenina del 10% al 4%. Los servicios veterinarios también bajarían del 21% al 10%.

Educación. La dotación para becas subía un 10% hasta los 1.620 millones. Las cuentas preveían un gasto de 25 millones para ayudas de comedor y se buscaba la universalización de la escuela de 0 a 3 años facilitando que los ayuntamientos pudieran destinar parte de su superávit a financiarlo.

Empleo. Los parados de más de 52 años recuperarían el subsidio de 430 euros que el Gobierno de Rajoy situó a partir de 55 años.