Asesinada una mujer a cuchilladas y golpes en su casa de Parla

Imagen de la casa donde se produjo el asesinato de una vecina en Parla (Madrid). :: efe/
Imagen de la casa donde se produjo el asesinato de una vecina en Parla (Madrid). :: efe

Los vecinos alertaron sobre la desaparición de Juana, que había vuelto a convivir con su pareja a pesar de tener una orden de alejamiento

D. ROLDÁN MADRID.

La Policía Nacional encontró en la madrugada del domingo el cuerpo sin vida de una mujer de 47 años en Parla, localidad del sur de Madrid, con signos de violencia en lo que parece ser un nuevo caso de violencia de género. La mujer, de nacionalidad española, ya había sido maltratada con anterioridad y tenía una orden de alejamiento contra su pareja y principal sospechoso, que estaba siendo buscado por la Policía Nacional.

Sin embargo, esa medida de protección quedó inutilizada cuando ambos volvieron a convivir bajo el mismo techo. El varón acumula, según fuentes policiales, más de treinta detenciones por diferentes hechos. La última, precisamente, fue por violar la orden de alejamiento el pasado febrero. Ella había intentado esconderlo para que no le reconocieran y lo arrestaran. Pero una fuerte discusión propició que un vecino alertara a los agentes y se procediera a su detención.

Los malos presagios comenzaron días antes. Los vecinos y amigos de Juana no sabían nada de ella. Era extraño. No conseguían localizarla en su casa de la calle Reyes Católicos de Parla; tampoco en los lugares que solía frecuentar Juana, de 47 años. Al final, el sábado por la noche decidieron que era demasiado tiempo sin tener noticias de ella. También había abandonado la actividad en las redes sociales, de las que era usuaria frecuente. Dieron la voz de alarma a la Policía Nacional, que se presentó en el domicilio. Habían comprobado los antecedentes de la pareja y de la mujer y las alarmas había saltado. Al no poder abrir la puerta, ya que el bombín había sido forzado para impedir que se pudiera acceder desde el exterior, los agentes avisaron a los bomberos. Entraron por una de las ventanas en la madrugada del domingo. Y encontraron a Juana muerta en su habitación, con varias puñaladas y golpes.

Tres días de luto

Fuentes municipales indicaron a Efe que la mujer estaba protegida por el protocolo de atención a las víctimas de violencia machista VioGen con nivel de riesgo bajo. El caso está bajo secreto de sumario.

Por su parte, el alcalde de Parla decretará tres días de luto a partir de este lunes en el municipio, que celebrará a mediodía de hoy un minuto de silencio en repulsa por el asesinato de su vecina. El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, condenó este asesinato y señaló que el Gobierno regional se personará como acusación particular si se confirma finalmente que es un caso de violencia de género. Juana sería la víctima número 19 de esta lacra social en los primeros meses de 2019.

El penúltimo caso se produjo en la localidad tinerfeña de Adeje, cuando murieron asesinados una mujer alemana y su hijo de diez años a manos de su pareja. Sobrevivió un niño de cinco años que logró huir de su padre. El pequeño llegó el pasado jueves a Alemania y está bajo los cuidados de sus abuelos maternos, aunque la custodia está manos de una institución administrativa alemana. El juzgado confirmó que el niño está «perfectamente física y anímicamente, dentro de las circunstancias».