Archivan la denuncia contra 14 personas por quitar lazos amarillos en Tarragona

R. C.

BARCELONA. El Juzgado de Instrucción número 1 de Falset, en Tarragona, ha archivado la denuncia contra las catorce personas que fueron identificadas por los Mossos d'Esquadra el pasado 17 agosto por arrancar lazos amarillos y otros símbolos independentistas del espacio público. Cuatro particulares presentaron una denuncia contra el grupo, dentro del cual había un agente de la Guardia Civil.

En un auto conocido ayer, el juez razona que no concurren las circunstancias para valorar los hechos como un daño al mobiliario urbano ni tampoco como un hurto, delitos que les atribuía la Policía autonómica. En este sentido, en la resolución el instructor considera que colocar o retirar lazos amarillos, en el marco de la situación política en Cataluña, son acciones que tienen «finalidades muy distintas a la obtención de un beneficio o ventaja económica», elemento intencional que es básico para que exista delito, por lo que no puede considerarse un hurto.

El juzgado recibió el 23 de agosto un atestado de los Mossos en el que se denunciaba a catorce personas por delito de hurto y daños por haber retirado esteladas, una pancarta con el mensaje 'Libertad para los presos políticos' y otra con la representación de una boca tapada en la fachada de un ayuntamiento. También se les acusaba de haber arrancado varios lazos amarillos y haber causado daños en un letrero en la entrada de la localidad Móra la Nova con la leyenda 'Municipio de la República Catalana'.

El juez relativiza estos daños en su auto y razona que no se observa «destrucción o inutilización» de las piezas arrancadas. En todo caso, afirma que las acciones denunciadas pueden suponer una infracción de la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana, la aplicación de la cual no corresponde al juzgado. Por todo ello, el instructor resuelve que cabe cerrar la causa «sin necesidad» de iniciar la instrucción penal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos