Los altos cargos niegan la malversación

¿De dónde salió el dinero para pagar las urnas, las papeletas, los sobres, los envíos y la propaganda del 1-O? La pregunta clave para probar el delito de malversación del que se acusa a los líderes independentistas sigue sin respuesta tras tres meses de juicio. Y ayer se perdió una de las últimas oportunidades para aclarar este misterio. Y es que los altos cargos de la Generalitat que podían arrojar algo de luz fueron tajantes: en los registros de gastos públicos no se ha encontrado «absolutamente nada» relacionado con la consulta. «Del análisis del Gabinete jurídico, no hay ninguna disponibilidad presupuestaria sobre la cartelería, sobres o papeletas Del 1-O», zanjó Francesc Esteve, director del Gabinete Jurídico de la Generalitat. La directora de Contratación Pública de la Generalitat, Mercé Corretja, también aseguró que no salió ni un euro de las arcas públicas para el 1-O.