Absuelven a un hombre que fingió su muerte para no servir un banquete ya cobrado

La Audiencia Provincial de Madrid no ve delito de estafa y desestima la petición de prisión de la Fiscalía

R. C.

madrid. A pocas horas de celebrarse una boda, el responsable de la empresa de catering envió un correo electrónico a la novia fingiendo que él y su hijo habían fallecido. Lo hizo para no servir un banquete que ya habían cobrado, una mentira que la justicia reconoce pero que no castiga. A pesar de faltar a la verdad, no prestar el servicio de catering y tampoco devolver el dinero a los novios, la Audiencia Provincial de Madrid les absuelve de un delito de estafa, ilícito penal por el que la Fiscalía pedía un año y tres meses de prisión para padre e hijo, según Efe.

En junio de 2015, los novios delegaron la responsabilidad del banquete a la empresa Catering Módena, con la que concertaron a través de un contrato verbal, que nunca se puso sobre papel, un precio de 1.980 euros. Como habían acordado, la pareja adelantó el 75% del precio, 1.500 euros, en la cuenta corriente señalada. El día de la boda la novia recibió un email de la empresa de catering -escrito por el propio responsable-, que le anunciaba que nadie iba a poder encargarse de su banquete porque padre e hijo acababan de morir en un terrible accidente en sus instalaciones. También se les prometía devolver el dinero.

La pareja no consiguió hablar con la empresa el día de su boda. El novio sí lo logró al día siguiente. Un hombre que dijo ser el hermano del responsable del catering le comunicó que en ese mismo instante estaban siendo enterrados los dos fallecidos en el accidente.

Después de meses sin recibir noticias de la empresa ni la devolución de la cantidad adelantada, la pareja descubrió por internet que el mismo catering había protagonizado otros episodios similares.

 

Fotos

Vídeos