Controlado el incendio de Seseña, se busca una solución para el cementerio de neumáticos

Vista del incendio de neumáticos en Seseña (Toledo). /
Vista del incendio de neumáticos en Seseña (Toledo).

Los gobiernos de Castilla-La Mancha y Madrid se reúnen este lunes para trabajar en un proyecto de reciclaje

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Los equipos de bomberos que desde la madrugada del viernes tratan de sofocar el fuego en el cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo) han dado por controlado el incendio este domingo y esperan extinguirlo en menos de cuatro días. Han ardido dos tercios de los cinco millones de ruedas que se amontonaban en el mayor vertedero ilegal de neumáticos de Europa, situado a menos de 400 metros de la urbanización 'El Quiñón', pero ahora toca gestionar las 30.000 toneladas de neumáticos que han quedado indemnes de este incendio intencionado y que seguirán representando un peligro para los vecinos hasta que no sean retiradas.

más información

Para ello, los consejeros de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha y Madrid se reunirán este lunes con el fin de tomar una decisión que haga desaparecer este cementerio y limpiar después la parcela. También se contará con el Ministerio de Medio Ambiente para poner en marcha algún proyecto de reciclado de los neumáticos. En este sentido, la empresa pública TRAGSA había finalizado recientemente un proyecto que consistía en triturar las ruedas y dedicar el producto resultante al reciclaje y a venderlo a plantas cementeras. Su duración iba a ser de tres años y su coste de nueve millones de euros.

Al mismo tiempo, la Junta de Castilla-La Mancha había contactado con otra empresa pública, EMGRISA, para transformar los neumáticos en gasóleo en otro proyecto presupuestado en 5,6 millones de euros. Ambas ideas volverán a ponerse sobre la mesa en la reunión de este lunes.

Calidad del aire

En cuanto a la evolución del fuego, la columna de humo ha variado este domingo de dirección y se ha alejado de la urbanización 'El Quiñón'. Aunque el humo presenta un aspecto más blanquecino y las estaciones que miden la calidad del aire en la zona no revelan "anomalías significativas", según la Junta de Castilla-La Mancha, los ecologistas tachan de irresponsables los mensajes de tranquilidad que se lanzan desde esta comunidad y Madrid.

Así, Ecologistas en Acción alerta de que "en las fases menos intensas de combustión de los neumáticos es cuando se desprende más cantidad de sustancias peligrosas que, además, se dispersan peor". Esta organización insiste en pedir medidores de la calidad del aire en toda la zona, hacer públicos los datos que obtengan y controlar los niveles de contaminación en suelos y pastos así como establecer protocolos de seguimiento epidemiológico en la población afectada.

 

Fotos

Vídeos