Los vecinos de Seseña vuelven a sus casas, aunque con mucha precaución

Hay 25 bomberos trabajando en la extinción de las llamas./
Hay 25 bomberos trabajando en la extinción de las llamas.

El fuego está totalmente confinado y se espera tenerlo completamente controlado a mediados de la próxima semana

J. V. MUÑOZ-LACUNATOLEDO

Los 7.000 vecinos de la urbanización 'El Quiñón', de Seseña (Toledo), han comenzado a regresar este sábado a sus viviendas después de que horas antes tuvieran que marcharse por el incendio del mayor vertedero de neumáticos de Europa -cinco millones de ruedas- situado a unos 350 metros de las casas.

más información

El incendio quedará completamente controlado a mediados de la próxima semana, según cálculos de la Junta de Castilla-La Mancha y la Delegación del Gobierno en esta comunidad. Hasta entonces, los vecinos que así lo han querido han podido volver este sábado a sus hogares bajo las recomendaciones que los vehículos de Protección Civil se encargan de difundir con altavoces mientras recorren las calles de esta urbanización: permanecer en el interior de los pisos y cerrar puertas, ventanas y persianas para evitar que las partículas del humo tóxico entren en las casas.

La peligrosidad del fuego es menor que el viernes, día que se inició el incendio y, de hecho, el nivel de gravedad del Plan Territorial de Emergencia de Castilla-La Mancha ha pasado de 2 a 1.

Controlar el humo

El objetivo a corto plazo de los bomberos que luchan contra las ruedas en llamas no es sofocar el fuego sino "intentar procurar la verticalidad de la nube de humo para que haya menos partículas en el ambiente", según ha explicado este sábado el consejero de Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina.

De los 7.000 vecinos de esta urbanización construida por Francisco Hernando 'El Pocero', uno de los símbolos de la fiebre del ladrillo, sólo hubo que evacuar el viernes por la tarde a 60 personas pues el resto se marchó por sus propios medios. Curiosamente, la Guardia Civil, que patrulló por las calles de 'El Quiñón' durante toda la noche para evitar robos en los pisos deshabitados, detectó vecinos en 54 viviendas que optaron por no marcharse.

Partículas tóxicas

La principal preocupación de quienes dirigen el dispositivo de emergencia es controlar la emisión de las partículas tóxicas que se dispersan por la columna de humo y que este sábado ha alcanzado una altura de 700 metros. Esto ha permitido reducir los efectos negativos para la población y la columna no es tan negra como en las primeras horas, por lo que presenta menos partículas", ha añadido Ruiz Molina.

En cuanto a la calidad del aire que se respira en Seseña, la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha ha asegurado no haber registrado incidencia alguna por contaminación. Sin embargo, el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha exigido que haya una continua certificación de esta calidad "porque los vecinos están regresando y no queremos que haya problemas".

En este mismo sentido se han expresado los ecologistas: "Este incendio puede emitir tantos hidrocarburos aromáticos policíclicos, que son sustancias cancerígenas, como los que se emiten en toda España a lo largo de un año", indica Miguel Ángel Hernández, coordinador de Ecologistas en Acción en Castilla-La Mancha, para quien la Junta de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid "deben instalar ya medidores de estos tóxicos en las zonas que puedan estar afectadas por las emisiones".

Fuego intencionado

En paralelo al trabajo de los bomberos se desarrollan las investigaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado acerca del origen del fuego. Que fue intencionado y no precisamente por una gamberrada es algo que se da por confirmado. En este punto, han trascendido dos detalles recientes: por un lado, la Comisión Europea había pedido información al Gobierno de España sobre este cementerio de neumáticos por vulnerar la legislación comunitaria y, por otro lado, según la Junta de Castilla-La Mancha, la empresa pública EMGRISA, dedicada a la gestión de residuos, había presentado una oferta para el reciclaje de estas ruedas con el fin de convertirlos en combustible para el parque móvil de la administración autonómica. "La investigación llevará mucho tiempo, incluso meses", ha reconocido el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, en su visita a Seseña.

También este sábado el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, ha informado vía telefónica al rey Felipe VI del estdo de los vecinos y de las tareas de control del fuego. Mientras, el propietario de los terrenos, condenado por la Justicia por delitos medioambientales, sigue en paradero desconocido.

 

Fotos

Vídeos