El incendio de Seseña obliga a evacuar la urbanización de 'El Pocero'

La nube de humo vista desde el Cerro de los Ángeles, a 35 kms de Seseña. /
La nube de humo vista desde el Cerro de los Ángeles, a 35 kms de Seseña.

El fuego, que podría haber sido provocado, devora el mayor cementerio de neumáticos de Europa

AGENCIASmadrid

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido a las 16:50 horas de hoy evacuar a los vecinos de la urbanización El Quiñon de Seseña (Toledo) para evitar cualquier tipo de riesgo a la población por la nube de humo producida a raíz del incendio del vertedero de neumáticos.

La medida se ha tomado, según informa en un comunicado el Gobierno regional, ante la previsión de que el humo pueda llegar hasta el núcleo de la población. Fuentes de la investigación han precisado que el desalojo es consecuencia del cambio del sentido de la nube de humo provocada por el incendio, que ha comenzado a bajar en dirección a la urbanización.

Se estima que entre el 70 y el 80% de los vecinos de esa urbanización ya la ha abandonado por sus propios medios, por lo que se procederá al traslado de unas 1.000 personas que aún permanecen. Para ellos se han habilitado 600 plazas de alojamiento en tres polideportivos, uno en Seseña Viejo y otros dos en Esquivias, ambos en el norte de Toledo, y está prevista su ampliación en función de las necesidades que se vayan detectando.

También el Gobierno de Castilla-La Mancha movilizará cinco ambulancias para la evacuación de personas enfermas, así como una UVI móvil que permanecerá en el lugar, además de duplicar la guardia del equipo sanitario del centro de salud de Esquivias. Para la evacuación de la población se va a disponer de un total de ocho autobuses, seis interurbanos y dos urbanos.

Según el informe de la Unidad de Análisis y Planificación de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha (Infocam), de acuerdo con el pronóstico meteorológico a partir de las 21:00 horas, las condiciones de dispersión de la columna de humo son poco favorables, es decir que las condiciones meteorológicas favorecerán la concentración de elementos tóxicos a favor de viento y el riesgo de que llegue a la población. Esto puede traer consigo que exista riesgo para la población, causando irritaciones en los ojos, vías respiratorias e intoxicaciones de diversa índole.

Para hacer frente a esta evacuación, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado el protocolo de actuación en coordinación con la Delegación del Gobierno y con el Ayuntamiento de la localidad a fin de movilizar los recursos necesarios de Guardia Civil y Policía Local, así como voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja. El Gobierno regional, que está en permanente contacto con la Comunidad de Madrid, mantiene activado el Plan Territorial de Emergencias de Castilla-La Mancha (Platecam), en emergencia nivel 2.

Muchos vecinos ya se habían ido

La urbanización de El Quiñón, construida por el empresario Francisco Hernando, apodado 'El Pocero', tiene miles de viviendas, aunque muchas de ellas no están ocupadas, bien porque no se vendieron o por ser segundas residencias. Además, buena parte de los residentes en esa urbanización la habían abandonado previamente después de que desde primera hora de la mañana se activaran las alarmas, se suspendieran las clases y se les aconsejara no salir de sus casas y mantener las puertas y ventanas cerradas.

El vertedero que se está quemando en el límite de las provincias de Madrid y Toledo ocupa alrededor de once hectáreas -un tamaño superior a diez estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu-, sobre las que se extienden unos cinco millones de neumáticos, casi 100.000 toneladas. El incendio ha obligado a cortar el tráfico en ambos sentidos por la carretera R-4, una de las radiales que parten de Madrid hacia el sur de España, aunque ya ha quedado restablecido.

Pudo ser intencionado

Con la activación del nivel 2 de emergencia por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, se permite que pueda intervenir en cualquier momento la Unidad Militar de Emergencias, y hasta la zona se han desplazado dos hidroaviones del Ejército del Aire cuya actuación coordina la UME. La Comunidad de Madrid, por su parte, mantiene activado el nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid (PLATERCAM).

El incendio se originaba pasadas las 1.00 horas de la madrugada de este viernes en el cementerio de ruedas que está entre Seseña y Valdemoro. El foco se ha localizado en una zona de esta última localidad y se continúan investigando sus causas. Todo apunta a que pudo ser intencionado. La Guardia Civil está tomando testimonio a testigos, en una investigación que acaba de comenzar. De momento, como no puede entrar en la zona debido a las labores de extinción, no pueden realizar trabajo de campo para comprobar en qué punto concreto se centró el incendio y si hubo acelerantes. La investigación ya la está instruyendo la Policía Judicial de Valdemoro con apoyo del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona).

Tras trece horas ardiendo, el incendio ha quedado confinado a una superficie cercana a las once hectáreas, casi las tres cuartas partes de la superficie total de la parcela, ya que otras tres han quedado a salvo de las llamas gracias a los trabajos de cortafuegos realizados por los efectivos antiincendios. Así lo ha confirmado el inspector del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Luis Villarroel, quien ha señalado que ahora "queda la dura tarea de proceder a extinguir esa masa de neumáticos semiquemados".

Villarroel ha precisado que la extinción total del fuego tendrá complicaciones ya que se trata de "un producto impermeable, resistente al agua y que adquiere una alta temperatura". En estos momentos, ha detallado, quedan una treintena de efectivos trabajando tanto de Madrid como de Castilla-La Mancha, repartidos en diez unidades de trabajo a las que se han sumado los dos hidroaviones.

Según ha indicado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, el Gobierno central ha ofrecido al de Castilla-La Mancha todos los medios que precise para sofocar el incendio y está haciendo un seguimiento exhaustivo del siniestro, tanto por sus consecuencias medioambientales, como por si pudiera afectar al tráfico aéreo o al tráfico ferroviario. "Desde el Estado estamos para ayudar en todo lo que crean necesario", ha manifestado, agregando que "aquí ahora se trata de sumar para ayudar a todos los ciudadanos de la zona". Y ha añadido: "De lo que se trata en este momento es ayudar a que este problema, que puede ser grave, se solucione lo antes posible".

Vecinos confinados en sus viviendas

El delegado del Gobierno ha señalado que hay muchos medios trabajando en la zona, de las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha, aunque ha insistido en que si se requieren más, el Gobierno enviará los que sean necesarios. Se están analizando todos los datos para ver de qué forma puede afectar el incendio en varios ámbitos, por ejemplo al tráfico aéreo o a las líneas de alta tensión que pasan por la zona, que pueden afectar al fluido eléctrico del AVE.

El director técnico del Consorcio de Bomberos de Toledo, Pedro Antonio Ruiz, ha explicado, en declaraciones a los medios desde el lugar del suceso, que se trata de un fuego "muy difícil de atacar". Aunque todavía no se puede asegurar cuánto tiempo arderá el cementerio de ruedas, ha alertado de que los trabajos podrían prolongarse "incluso semanas". Sobre la lluvia prevista en la tarde de este viernes, ha confirmado que podría hacer que las partículas en suspensión de la columna de humo puedan caer y aumentar la contaminación. Del mismo modo, Ruiz no ha podido confirmar que el fuego haya sido provocado. En parecidos términos se ha expresado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien ha manifestado que el fuego "tiene toda la pinta de que es intencionado", aunque todavía "no hay confirmación".

Además de la evacuación de la urbanización El Quiñón, el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha informado de que el Ayuntamiento ha decretado a los vecinos de dos barrios de la localidad el confinamiento en sus viviendas. Se trata de los de Seseña Nuevo y Vallegrande.

El investigador Joan Grimalt, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (CSIC), ha advertido de que el humo del incendio declarado en Seseña es "muy dañino" para la salud, porque la carbonilla (hollín) contiene compuestos "altamente cancerígenos". "No es bueno respirar la carbonilla porque tiene cantidades importantes de hidrocarburos aromáticos policíclicos", un compuesto orgánico que se encuentra en el petróleo, el carbón y en depósitos de alquitrán, ha agregado.