Podemos sigue en el 'no' a la investidura, pero mantiene el diálogo con el PSOE

Juan Cornejo y Mario Jiménez (PSOE, izquierda) y Sergio Pascual y Manuel Garí (Podemos, derecha). esta mañana /
Juan Cornejo y Mario Jiménez (PSOE, izquierda) y Sergio Pascual y Manuel Garí (Podemos, derecha). esta mañana

Los socialistas proponen cláusulas sociales en los contratos con los bancos y avanzar en los recortes de cargos públicos, pero el partido morado ve las medidas insuficientes

MARIA DOLORES TORTOSA

Podemos mantiene el 'no' de momento a la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, pero la negociación con los socialistas sigue abierta. Tras más de dos horas de conversaciones en una sala del Parlamento, los representantes de Podemos y PSOE han salido del encuentro cada uno con una visión distinta. El PSOE ve el vaso medio lleno y dice que está a "un folio" del acuerdo. Podemos lo ve medio vacío y pide más concreción en las propuestas. El secretario de Organización socialista, Juan Cornejo, dice que hay un "alto grado de coincidencia" con el partido morado, pero reconoce que hay que seguir hablando. Dice que ha visto señales para esperar que Podemos se abstenga en la segunda votación de la investidura de Susana Díaz, la que solo se requiere mayoría simple. Los socialistas han concretado nuevas propuestas sobre desahucios y recortes de cargos y asesores, pero Podemos las ve insuficientes. La dificultad sigue estando en concretar cómo se rompen relaciones con bancos que desahucian y en el recorte de cargos políticos.

Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos, reconoce avances, pero desconfía y exige que el PSOE plasme por escrito "con un no o un sí nítido" que ni "un solo euro de los andaluces estará en cuentas de bancos que desahucien" a familias necesitadas y "una reducción drástica" de asesores y cargos de la estructura de gobierno de la Junta de Andalucía. Pascual, que ha estado acompañado en las conversaciones por Juan Garí, cercano a Teresa Rodríguez, dice que ha visto "muchas ganas" del PSOE de que Podemos se abstenga en la investidura, pero considera que aún no ha respondido a las peticiones que desde el primer momento hizo su partido. Exigen que en la estructura del Gobierno desde directores generales para abajo sean funcionarios independientes, es decir, no necesariamente con carnet socialista. Respecto a los bancos, asegura que es muy sencillo pedir la relación al Banco de España y actuar de inmediato con una orden de gobierno.

Cornejo ha respondido que el PSOE ha hecho más concreciones sobre el documento entregado el pasado jueves. En este, el PSOE ya estaba dispuesto a establecer nuevas medidas antidesahucios, además de las que ya puso en marcha la pasada legislatura de la mano de Izquierda Unida. Cornejo ha dicho que el PSOE está dispuesto a no tener relaciones con los bancos que desahucian a familias necesitadas, pero hay que buscar una fórmula que sea legal y ha concretado que esta podría ser una cláusula social en los contratos que se firmen con las entidades bancarias. Ha recordado que la Junta ha reducido un gran número de cargos y hasta el 20% del sueldo de todos, incluido el de la presidenta (3.300 euros mensuales).

En el documento enviado a Podemos propone reducir un 5% los cuadros directivos en los entes instrumentales o agencias y fundaciones públicas, dinero que iría destinado a la contratación de profesores y médicos. Pero Podemos quieren más detalle sobre este recorte y advierte cifras contradictorias. El PSOE, que elude comprometerse a que los directores generales sean funcionarios, sí ha ofrecido a Podemos estudiar caso a caso cada ente público y decidir luego la reducción que podría hacerse. "Estamos de acuerdo en avanzar en recortes y ajustes, pero no al peso", ha manifestado.

Cornejo llama trilero a Rajoy

Cornejo ha reconocido a los periodistas que el interés del PSOE se centra en convencer a Podemos y Ciudadanos de la abstención, aunque insiste en mantener conversaciones con todos, incluido el PP, al que ha vuelto a invitar a nuevas conversaciones. Esta tarde se reúne con Ciudadanos a las 16.30. El PSOE ya da por hecho que ningún partido apoyará la investidura en la primera votación. Ha sido claro que negocia para la segunda, la que se celebrará a partir del jueves.

El número dos de Susana Díaz ha arremetido contra el PP y ha llamado "trilero" a Mariano Rajoy por trasladar a algunos medios que sí habrá gobierno en Andalucía, pero después de las municipales. Según estas informaciones, el PP estaría dispuesto a apoyar la investidura después del 24 de mayo para que no se volvieran a convocar nuevas elecciones.