Rajoy contrapone su «realismo» frente a los reproches de autocomplacencia

Mariano Rajoy./
Mariano Rajoy.

El PNV critica al presidente su optimismo económico y que no haya aprovechado la oportunidad de afianzar "la convivencia en el País Vasco"

EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy al "realismo" de su análisis sobre la situación de España y las previsiones económicas del país frente a la crítica generalizada de autocomplacencia que le han trasladado los grupos del Congreso en el cierre del debate sobre el estado de la nación.

más información

En la segunda y última jornada de este debate han intervenido los representantes del PNV, Grupo Mixto y grupo popular, y mientras que los de los dos primeros le han reprochado un exceso de triunfalismo, el portavoz popular, Rafael Hernando, ha defendido las políticas del Gobierno y la "honradez" del PP.

Rajoy, que ha aprovechado su intervención para garantizar la atención de "todos" los enfermos de hepatitis C, ha vuelto a echar manos de datos para apuntalar sus políticas y previsiones y para asegurar que son realistas e, incluso, pueden superarse. Así, ha reiterado que, si se mantiene la misma hoja de ruta, es posible que España cree en los próximos años tres millones de puestos de trabajo y que en el presente ejercicio la economía española crezca un 2,4 por ciento.

Pero tal y como hizo ayer en su intervención inicial en el debate, ha dejado claro que esa previsión es moderada porque la mayoría de analistas auguran que ese crecimiento va a ser mayor. "Creo que podemos crecer más de ese 2,4 por ciento, que es una previsión prudente que vamos a mantener", ha insistido antes de recalcar que se ha avanzado mucho en favor del empleo y contra la pobreza aunque aún quedan cosas por hacer.

Durante la sesión se ha conocido la decisión del Tribunal Constitucional de anular la consulta soberanista del 9N y este asunto se ha colado en el debate, donde Rajoy ha considerado que la unanimidad de esa decisión es síntoma de que "algo pasa" en Cataluña y ha recordado la obligación de los gobernantes de cumplir la ley.

El diputado de ERC Alfred Bosch ha pedido al presidente que asuma que las elecciones catalanas del 27 de septiembre serán "un referéndum de independencia" y, si gana esta opción, se aplicará una hoja de ruta para constituir la "república catalana".

Aitor Esteban, del PNV, ha aludido a este debate para advertir a Rajoy de que "mirando hacia otro lado" no se solucionará "el encaje institucional catalán y vasco" y le ha instado a afrontar un diálogo "sincero" para lograr una "segunda transición" que reconozca la plurinacionalidad del Estado. También le ha reprochado que no trabaje para restañar las heridas de la sociedad vasca tras treinta años de terrorismo, reflexión ante la que Rajoy ha aprovechado para garantizar que mantendrá la dispersión de presos de ETA mientras esta banda terrorista no se disuelva.

Al respecto, el diputado de Amaiur Sabino Cuadra ha acusado al jefe del Gobierno de intentar "reventar" el proceso de paz vasco, un discurso que el presidente ha calificado de "repugnante".

La diputada del BNG Olaia Fernández ha censurado la involución del modelo de Estado y la política de recentralización e invasión de competencias del Gobierno y ha dibujado un panorama de España que ha rechazado Rajoy, quien le ha pedido más "ponderación" para que tenga credibilidad.

Por parte de Coalición Canaria Ana Oramas ha pedido más atención a su comunidad porque "hay que tratar de manera desigual a los desiguales" y Rajoy ha destacado el esfuerzo hecho en favor del archipiélago en momentos difíciles.

Por el Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres le ha advertido de las muchas secuelas del "vendaval" político y económico para el que "no bastan sorpresas de última hora" y le ha pedido "no más promesas ni engaños".

Si el diputado de UPN Carlos Salvador ha alertado del auge del secesionismo y del radicalismo en Navarra, el jefe del Gobierno ha coincidido con él en que esta comunidad "se juega mucho en los próximos meses", marcados por las elecciones, y ha alertado de que lo que menos le conviene son 'operaciones' al margen del "sentido común, la sensatez" y la lógica.

La diputada de Geroa Bai, Uxue Barkos, le ha acusado de "negar el pan y la sal" a Navarra.

La sesión tuvo que interrumpirse unos minutos debido a la indisposición que sufrió en la tribuna de oradores el diputado de Cmpromís-Equo Joan Baldoví.