Fernández Díaz advierte de que a través de Ceuta y Melilla «se cuelan» yihadistas

Jorge Fernández Díaz, durante la reunión del G-6. /
Jorge Fernández Díaz, durante la reunión del G-6.

El ministro del Interior resalta la necesidad de sacar adelante una directiva comunitaria sobre el registro del nombre de pasajeros para garantizar la seguridad de los ciudadanos frente a los "lobos solitarios"

EFEPARÍS

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que "entre la avalancha de inmigrantes irregulares" que tratan de entrar en España a través de Ceuta y Melilla "se cuelan también terroristas yihadistas".

"Es evidente que entre esas avalanchas de inmigrantes irregulares se cuelan también terroristas yihadistas, vamos a decirlo claramente", ha señalado Fernández Díaz en declaraciones a la prensa en París tras reunirse con el nuevo comisario europeo de Inmigración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos.

El ministro ha recordado que Naciones Unidas está exhortando a todos los Estados a que "ante la amenaza del terrorismo yihadista, que van a incorporarse al autodenominado Estado Islámico o Daesh (por sus siglas en árabe) y después retornan, extrememos el control en nuestras fronteras, en los puertos y los aeropuertos". "La amenaza del terrorismo yihadista se ha incorporado como un problema adicional real y patente allí (en Ceuta y Melilla), y nosotros como ministros del Interior no podemos ignorarlo", ha agregado.

Cooperación policial

Por ello, ha elogiado la cooperación en materia policial entre España y Marruecos, que ha dado como resultado la desarticulación de varias células terroristas a ambos lados de la frontera, y ha apelado a ser "un poco responsables y comprensivos"

"Debemos ser conscientes de que todos queremos hacer lo mejor posible, pero hay situaciones en las que es muy difícil conciliar una respuesta que sea satisfactoria para todos, porque hay quien pone el acento en la seguridad, quien lo pone en la libertad...", ha afirmado.

Fernández Díaz se ha reunido también en París con sus homólogos del llamado G-6, integrado por Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Polonia y España, con los que ha acordado una serie de iniciativas para convencer al Parlamento Europeo de sacar adelante una directiva sobre el registro del nombre de pasajeros (PNR), que sigue pendiente de aprobación. Según Fernández Díaz, resulta "imprescindible" tener esos datos de los viajeros para garantizar la seguridad de los ciudadanos frente a los "lobos solitarios", como se conoce a los yihadistas que preparan acciones terroristas por su cuenta.

Para el ministro español, la dificultad radica en hallar un equilibrio entre la garantía del derecho a la privacidad de los ciudadanos con la información necesaria para garantizar su seguridad: "Es el equilibrio de siempre entre libertad y seguridad".

Sobre el fenómeno de la inmigración irregular, ha destacado que a largo plazo las políticas europeas, que "deben ir coordinadas", tienen que partir de prestar ayuda a los países en desarrollo de origen o transito de esas personas, fortalecer sus instituciones y formar a los cuerpos de seguridad encargados del tránsito.

A medio y corto plazo, Fernández Díaz ha considerado que los países de la UE tienen que tomar medidas que garanticen sus fronteras, además de formar a los agentes de seguridad de los países de origen y tránsito para ser más operativos "con pleno respeto a los derechos humanos".