Pujol renuncia a sus cargos honoríficos en CiU y a su retribución vitalicia

Artur Mas, durante la rueda de prensa./
Artur Mas, durante la rueda de prensa.

El expresidente catalán también perderá la condición de 'Muy Honorable' y la medalla de oro de la Generalitat, así como un despacho propio

LUCÍA PALACIOSMadrid

Cuatro días después del terremoto generado por la confesión de Jordi Pujol sobre el dinero que tuvo en paraísos fiscales, se han tomado las primeras decisiones. El expresidente de la Generalitat renunciará a la presidencia de fundador de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) y a su título honorífico en CiU. Asimismo, también dejará de percibir la retribución vitalicia que posee como expresidente catalán y se cerrará el despacho que tiene a su disposición.

Así lo ha anunciado esta mañana en rueda de prensa el presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien ha mostrado un "dolor inmenso" por esta situación, de la que se enteró el mismo viernes por la mañana cuando se lo comunicó el propio Pujol horas antes de emitir el comunicado. "Siento mucha pena y también compasión. No siento rabia", ha admitido, tras definir al expresident como su "padre político".

mÁS NOTICIAS

"A partir de ahora, Jordi Pujol lo deja todo y pasa a ser un ciudadano como cualquier otro", ha resaltado el presidente catalán, que también ha querido dejar claro que "23 años de presidencia de un país no se borran de un día para otro" y se ha mostrado convencido de que "con el tiempo se reconocerán sus grandes aportaciones al país".

Sobre la consulta

Mas ha explicado que ayer se reunió con Pujol y, tras manifestarle éste su "plena disposición" a ayudar en lo que pueda a minimizar los daños, ambos acordaron que renunciará a estas prerrogativas que poseía como presidente fundador de CDC y de CiU. También ha desvelado que se reunió con él el mismo viernes y en esa ocasión Pujol le dijo que no volvería a ninguna de las reuniones del partido. En este sentido, Mas ha hecho hincapié en que el hasta ahora presidente de honor de CiU no ha tomado ninguna decisión importante relativa al partido.

El president también ha querido dejar claro que este escándalo no afecta al proceso soberanista. "No caigáis en las interpretaciones que pueden sugerir que esto condiciona lo que pueda pasar en los próximos meses", ha recalcado. "El país está por encima de cualquier persona por importante y relevante que sea. Aquí no se para nada", ha concluido.

"Todo es todo"

Horas después, el conseller de la Presidencia, Francesc Homs, ha explicado que Jordi Pujol perderá también la condición de 'muy honorable' con la que se distingue a los presidentes y expresidentes catalanes, así como la medalla de oro de la Generalitat que recibió en 2007.

En rueda de prensa tras el Consell Executiu, ha asegurado que se "sobreentiende" que el expresidente catalán renuncia a todo. "Cuando uno dice que lo devuelve todo, todo es todo. Si hemos de hacer el recuento para que sea más sangrante, es decisión de cada uno. Ya suficientemente triste es todo esto", ha afirmado el también portavoz.