Versión coupé para un SUV compacto

La línea de diseño coupé con la caída de techo y la curva de la luneta es perfectamente visible. :: mitsubishi
/
La línea de diseño coupé con la caída de techo y la curva de la luneta es perfectamente visible. :: mitsubishi

Con su nuevo diseño, viene a completar la gama que ofrecen el ASX y el Outlander desde otra visión

GABRIEL GARCÍA MÁLAGA.

La marca de los tres diamantes ya tiene en el mercado su último producto estrella, el Eclipse Cross, un SUV de renovadísimo diseño que llega para completar una gama muy reconocida, en la que ya tenía al ASX y al poderoso Outlander. Este será el punto final a la producción propia antes de empezar a fabricar dentro de la programación de la Alianza Renault-Nissan, conviviendo con otras marcas como Dacia, Infiniti o Datsun.

Bajo los conceptos fundamentales de diseño único, calidad y detallismo japoneses, dinámica de conducción y prestaciones innovadoras, MMC ha reunido en el nuevo modelo su gran experiencia en la tracción a las cuatro ruedas y en el control total, así como en los SUV. El Eclipse Cross, nombre que se correponde con los modelos deportivos del mercado americano y el espíritu deportivo y de superación de la marca, tiene como objetivo de ventas las 3.000 unidades/año, para llegar a las 13.000 unidades totales. Tres son los acabados ofrecidos y está disponible desde los 26.300 euros, con ayudas de lanzamiento.

En el diseño exterior destaca ante todo la silueta coupé reforzada por la dinámica línea de cintura. La conocidad identidad visual 'Dynamic Shield' se ha evolucionado, con los antinieblas e intermitentes en la posición inferior, mientras que los faros led y la luz diurna están en posición más elevada. Los paragolpes son anchos y en la zaga destaca la presencia de unas potentes ópticas situadas sobre la moldura, que divide la luna trasera. Junto a la luz de freno conforman un potente haz de luz, y como el limpiaparabrisas trasero va situado bajo el spoiler, no interfiere en ese diseño. La capacidad del maletero abarca desde los 485 litros.

En el interior, el salpicadero y los paneles de las puertas están recubiertos de un material suave de textura símil cuero, en contraste con los embellecedores plateados de mayor dureza en su textura. El cuadro de instrumentos, el volante, la consola central y los paneles de las puertas tienen detalles en carbono y negro piano. Un nuevo diseño a modo de eje central distribuye las funciones del salpicadero en información, por encima del eje, y operación, por debajo. La consola central elevada refuerza la sensación dinámica, que se completa con la gran visibilidad y el puesto de conducción.

En tecnología, el nivel es muy elevado. El Touch Pad Controller es la nueva interfaz más intuitiva, y controla funciones de audio, sonido, iPod y Apple Car Play. Una pantalla tácti de siete pulgadas da acceso al sistema Smartphone Link Display Audio, SDA, compatible con Apple Car. Desde ahí controla informaciones de tráfico, llamadas, visualizar mensajes de texto, música, Google Play Google Maps y otras.

Otra aportación más que incorpora el Eclipse Cross es el Head Up Display (HUD). Proyecta a color, en una pantalla transparente, la información relativa a la velocidad, el control de crucero adaptativo, advertencia de salida de carril, indicador de cambio de marcha y otras. La pantalla HUD extensible está situada por encima del tablero de instrumentos y se abre y cierra con el botón de encendido o manualmente. Su colocación y su brillo son regulables por el conductor.

Espacio interior

El nuevo SUV tiene unas dimensiones compactas, 4.405 mm de largo por 1.805 de ancho, pero su batalla de 2.670 permite una gran habitabilidad y comodidad con abundante espacio detrás para las piernes, donde los asientos son ajustables y abatibles 60/40 para beneficiar al maletero en capacidad. La altura interior es confortable incluso con la opción del techo solar.

Una generosa cubierta para el motor y el uso de materiales fonoabsorbentes en el habitáculo, así como las cubiertas de insonorización y el uso de materiales amortiguantes en la suspensión hacen que el ruido normal del propulsor no se traslade al habitáculo.

Está disponible un motor de nuevo desarrollo con culata de cuatro cilindros de 1.5 litros, inyección directa de gasolina turboalimentado. Con un par motor de 250 Nm en régimen medio y bajo, la potencia ofrecida es de 163 caballos. Está disponible con una versión de dos ruedas motrices o de tracción a las cuatro ruedas, esta con caja automática. Los colectores de gases de escape son múltiples y el tren de válvulas, de control variable de entrada y salida.

En diésel hay una evolución del propulsor 4N14 de Mitsubishi Motors, al que se la reducido la fricción en las partes móviles y se le ha mejorado el sistema de inyección y la emisión de gases.

Para el de gasolina está disponible la caja de cambios automática de ocho relaciones, que incorpora un mando manual para el Sport Mode, que supone un máximo aprovechamiento de la potencia. Es un funcionamiento escalonado que ofrece una gran sensación de aceleración. También se ofrece un cambio manual de seis velocidades en algunos mercados.

Para el motor diésel 220 DI-D hay una caja automática de ocho relaciones, que utiliza una bomba de combustible magnética que ofrece más eficacia en las relaciones cortas.

A través de un selector situado en la consola central, el Eclipse Cross ofrece tres modos de conducción. El modo Auto gestiona la alimentación del par y ahorra combustible, y en caso de superficie irregular aumenta el par en las ruedas traseras. El modo Nieve es para las superficies nevadas o de tipo resbaladizo, y el modo Gravilla ofrece prestaciones completas de tracción 4x4. Todos se benefician de la rigidez del chasis.

 

Fotos

Vídeos