Gené prueba el Cupra e-Racer

Gené prueba el Cupra e-Racer

El modelo eléctrico de competición muestra su competitividad en la pista de Castellolí

Jordi Gené, piloto de pruebas y desarrollo de Cupra, ha realizado la primera toma de contacto con el turismo eléctrico de carreras de la marca. En el trazado de Castellolí (Barcelona), Gené ha puesto a prueba los límites del e-Racer, el primer turismo de carreras eléctrico que Cupra está desarrollando con el principal objetivo de tener una propia categoría en el campeonato eTCR en el año 2020.

Tras los test de baterías realizados en Grobnik (Croacia), ahora se ha probado la potencia máxima de los motores, la gestión de energía frente a la temperatura de todos los elementos, especialmente de las baterías, y la conductibilidad; además, se ha puesto un particular énfasis en la respuesta del pedal de acelerador, frenos y recuperación de energía.

El objetivo para estas sesiones es continuar con la puesta a punto y maximizar el rendimiento de todos los componentes, así como conseguir una óptima fiabilidad. En septiembre, se centrará el trabajo en reducir el tiempo por vuelta de este turismo eléctrico de competición, cuyo objetivo potencial es convertirse en un coche ganador.

Jaime Puig, director de Cupra Racing, ha afirmado que «con el Cupra e-Racer queremos demostrar que el futuro de la competición es eléctrico y que un eTCR es tan competitivo o más que los turismos de gasolina de carreras; confiamos en que el resultado de las pruebas que estamos haciendo sirvan para motivar a otras marcas y que en 2020 veamos la categoría eTCR convertida en realidad».

Después de probar el coche, la opinión de Gené es muy positiva. «La aceleración es impresionante y el bajo centro de gravedad, al tener las baterías muy bien repartidas, hace que la sensación de pilotaje sea mejor de lo imaginado; al ser un coche más pesado, tenemos margen de mejora en las frenadas porque es complejo detenerlo con precisión».

 

Fotos

Vídeos