Desafío Hyundai i30 Fastback

La marca prepara el lanzamiento del nuevo modelo con un vídeo reproducido a la inversa de como se ha grabado

Dentro de las estrategia comercial previa al lanzamiento del nuevo i30 Fastback, Hyundai quiere potenciar el característico diseño trasero del modelo con el claim «solo miramos hacia atrás para seguir hacia adelante». Así, ha creado un vídeo con todo el protagonismo en la parte posterior del coche, con la particularidad de que parece que se está viendo en el sentido normal de la marcha, pero en realidad se ha reproducido a la inversa de como se ha rodado.

La idea consistió en retar a Josef Ajram a conducir marcha atrás en un circuito, repleto de dificultades, como montañas de bolas, cajas de cartón, bengalas y llamaradas de fuego y explosiones. El lugar elegido para este reto ha sido el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia, en O Porriño (Pontevedra), donde se ha puesto a prueba la cámara trasera del Hyundai i30 Fastback con los máximos estándares de seguridad.

El i30 Fastback es la variante de la gama que destaca por su atrevido diseño trasero, con una carrocería que crece algo más de diez centímetros respecto al modelo normal de cinco puertas. El estilo es más deportivo, con una línea de techo que desciende a medida que se acerca a la zaga y termina con un apéndice aerodinámico bien integrado. El mayor tamaño de la carrocería se nota asdemás en la capacidad del maletero, que alcanza los 450 litros.

Innovaciones tecnológicas

Aparte de la cámara trasera, el Fastback dispone de innovaciones tecnológicas como una pantalla táctil multimedia que puede ser de hasta ocho pulgadas, conectividad mediante Android Auto y Apple CarPlay, avisador de ángulo muerto, controlador y limitador de velocidad, carga inalámbrica para teléfonos móviles, asistente de mantenimiento de carril, avisador de fatiga del conductor, frenada autónoma de emergencia o asistente de arranque en pendientes.

Este cupé de cinco puertas se va a vender en dos versiones, con motor de gasolina de 120 y 140 CV. La configuración mecánica es más deportiva, con una suspensión un 15 % más firme y un paso por curva más dinámico. La velocidad máxima de la versión más potente es de 203 km/h y acelera de cero a cien en 9,5 segundos. El consumo medio oficial es de 5,4 litros cada 100 kilómetros.

 

Fotos

Vídeos